Agricultura Protegida

Certificación de invernaderos, confianza y certeza para los productores

Por: Ing. Gilberto Lozano González*
Foto: Especial / 2000 Agro

El campo mexicano ha tenido rezagos importantes a lo largo de la historia y el desarrollo tecnológico, en términos generales, ha sido lento en comparación con otras naciones, lo que ha propiciado una competencia desigual en la que generalmente no estamos siendo beneficiados y nuestros productores no pueden competir en igualdad de circunstancias.

Una de las tecnologías que está creciendo en forma considerable en México, es la agricultura protegida, en la que se incluyen los invernaderos, que tiene enormes ventajas en comparación con la agricultura tradicional, y es una de las herramientas más importantes que en los últimos años ha contribuido al desarrollo tecnológico del campo mexicano.

En la producción bajo invernadero influyen varios factores para hacer una producción rentable, sin embargo la construcción del invernadero representa una mayor inversión, por lo que es de gran importancia el contar con la certeza sobre la calidad del mismo, cumpliendo con requisitos mínimos que den la confianza al productor de que ha sido construido conforme a sus necesidades lo que favorecería la rentabilidad de su proyecto productivo.

Al no existir en México reglamentos o normativa en el diseño y construcción de invernaderos, y ante la inquietud de los sectores involucrados, se buscó la forma de iniciar un proyecto que resolviera esta necesidad. Es así como la Asociación Mexicana de Constructores de Invernaderos, AC (AMCI) solicita el apoyo del Centro de Normalización y Certificación de Productos, AC (CNCP) como Organismo Nacional de Normalización para el desarrollo de una norma mexicana, dando como resultado después de un arduo trabajo conjunto y la aprobación de varios sectores, que el 8 de julio de 2008 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la norma mexicana NMX-E-255-CNCP-2008 “Invernaderos – Diseño y Construcción – Especificaciones”, la cual responde a la preocupación de los agricultores mexicanos de contar con invernaderos de calidad y adecuados a las diversas condiciones climáticas y de suelo de nuestro país.

La norma de invernaderos tiene como objetivo principal contar con una base normativa que homologue criterios para el diseño y construcción de invernaderos. Sus objetivos primordiales son:

a)    Contribuir al ordenamiento del mercado de la fabricación y construcción de invernaderos.
b)    Promover la confianza de los productores agrícolas en la rentabilidad de la inversión que realizan en infraestructura.
c)    Garantizar la calidad del invernadero, que es la principal inversión en un proyecto productivo, reduciendo riesgos.
d)    Impulsar la mejora de los procesos de diseño y fabricación de los proveedores de invernaderos, ofreciendo directrices para la mejora continua.
e) Propiciar la prestación del servicio al cliente, de manera eficiente y de calidad.
f) Crear un marco único y reconocido para la certificación independiente.
g) Establecer las bases para la homologación de las normativas existentes.
h) Impulsar el desarrollo de la agricultura protegida en México, para que pueda ser competitiva mundialmente.

Esta norma mexicana especifica el proceso que debe seguirse para el diseño de invernaderos, así como los principios generales, requisitos de resistencia mecánica, estabilidad, estado de servicio y durabilidad para el proyecto y la construcción de estructuras de invernaderos comerciales con cubiertas de películas plásticas, incluyendo las cimentaciones, para la producción de plantas y cultivos.

Para la aplicación de dicha norma se establecieron las bases para la evaluación de la conformidad (certificación) de la misma, con la participación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), a través de la Dirección General de Vinculación y Desarrollo Tecnológico, la Asociación Mexicana de Constructores de Invernaderos, el Centro de Normalización y Certificación de Productos, AC (CNCP), y expertos técnicos de la Universidad Autónoma Chapingo, las cuales fueron aprobadas el 6 de mayo de 2010.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin