2000agro

Revista 2000Agro

Escriba su correo para recibir nuestro boletín semanal
 








Estos lectores nos están viendo en este momento

Abril 1, 2002 en la Sección Agroindustria.

Bioinsecticidas, fórmula para controlar plagas

Share

Algunos bioinsecticidas son capaces de eliminar plagas altamente nocivas para los cultivos agrícolas, al inmovilizar su aparato digestivo, el insecto muere pues no puede ingerir alimento. Empero, su uso tiene ventajas y desventajas.

En entrevista para 2000Agro, Reynold Farrera, investigador del Departamento de Ingeniería Bioquímica del Cinvestav, explica que los insecticidas biológicos se originan de numerosos organismos como bacterias, virus, nemátodos y otros insectos. El investigador asegura que posiblemente el Bacillus thuringiensis (Bt) sea el más importante de todos los bioinsecticidas.

El Bt es una bacteria que cuando está en condiciones desfavorables para su crecimiento, y como mecanismo de supervivencia, produce una espora con gran cantidad de proteína y se forma un cristal.

Esta proteína paraliza el organismo de larvas de lepidópteros y otros insectos 4 horas después de haberla ingerido, dejan de comer y mueren en 2 o 3 días.

Normalmente, algunos insectos y lepidópteros adultos no afectan los cultivos sino las fases larvarias; una sola hembra de estos insectos puede tener hasta 15,000 huevos convirtiéndose en auténticas plagas; algunas larvas son capaces de ingerir su propio peso en medio día y aumentan entre 200 y 300 veces su peso y tamaño en toda su etapa de crecimiento.

El bioinsecticida Bt asegura la efectividad y previene la aparición de insectos resistentes. La mayoría de los insectos son susceptibles a la proteína Bt, sin embargo hay una pequeña fracción de la población que puede ser naturalmente resistente a determinada proteína.

Se ha descubierto que no hay una sola proteína sino toda una variedad, llamadas proteínas Cry, algunas de ellas sólo son específicas para lepidópteros, mosquitos, dípteros, coleópteros y en algunos casos incluso para algunos nemátodos, arañas y ácaros. Por ejemplo, la proteína Cry 1 AC tiene una actividad muy específica para el gusano del tabaco pero pierde actividad ante otras larvas.

En algunos cristales proteínicos existen 4 o 5 variedades con distintas proteínas, en tal caso, las 5 pueden ser mortales para el insecto; si existiese resistencia a alguna, las otras 4 lo matarían.

Tendencias actuales y propuestas

La base que vino a modificar    el uso de los Bt es que en lugar de esparcir el bioinsecticida, las plantas incorporasen su propio insecticida. Ante ello, algunos científicos predicen el fin de los insecticidas químicos y probablemente el de los bioinsecticidas.

Existe la hipótesis de que esto puede ocasionar un problema mayor cuando los insectos empiecen a generar resistencia, además, su modificación puede costar millones de dólares y elevar el costo de comercialización, mientras que la utilización de bioinsecticidas de aplicación puede variarse y adquirirse a bajo costo.

Farrera se concentra en encontrar métodos para fabricar bioinsecticidas con calidad y con alta toxicidad y asegura que los bioinsecticidas todavía tienen buena oportunidad, mientras que la corriente principal en biotecnología opina que los bioinsecticidas están extintos y, por lo tanto, no hay razón para seguir trabajando en ellos.

El especialista explica que se diseñó una familia de medios de cultivo de Bt, con diferentes propiedades para producir la proteína Cry con regularidad, más concentrada y a menor costo.

La propuesta que Farrera apoya se conoce como “manejo integral de plagas” y en ella se utilizan todas las herramientas a la vez pero de manera racional, ya sean insecticidas químicos, bioinsecticidas, métodos naturales y plantas modificadas.

Insecticidas químicos vs bioinsecticidas

Se calcula que el mercado global de insecticidas químicos alcanza una cifra cercana a los 20,000 millones de dólares anuales. Aun cuando se conocen más de 100 tipos de bacterias que atacan insectos y otros organismos dañinos a los cultivos, sólo 3 de ellas han sido desarrolladas como bioinsecticidas comerciales.

En el mundo, sólo el 5 por ciento de los insecticidas son microbianos; pese a que los principales centros de investigación y algunas empresas   de biotecnología, han dado prioridad de inversión al sector de bioinsecticidas, no se aprecia ningún    incremento de su uso.

El énfasis en el cuidado y preservación del ambiente, las severas restricciones en el uso de insecticidas con efectos residuales y la factibilidad de lograr costos sustantivamente inferiores, despliegan posibilidades a los insecticidas microbianos producidos mediante biotecnologías.

Hoy en día existen 500 moléculas de insecticidas químicos que han generado fuertes problemas ambientales pues son muy inespecíficos.

Debido a la adaptabilidad de los insectos, los mismos productores han constatado que innumerables insecticidas altamente eficaces, han dejado de serlo, a medida que los insectos han desarrollado con el tiempo resistencia a los productos.

Ventajas del Bt:

• Rendimiento. Aunque cada kilogramo es más caro, se necesitan apenas unos gramos por hectárea frente a 4 kilos de un insecticida químico.

• Alta tasa de toxicidad. Se necesita una pequeña cantidad para acabar con plagas.

• Especificidad. Solamente mata el organismo blanco.

• No produce infecciones. Está demostrado que una larva infectada no perjudica a otros insectos, animales e incluso humanos.

• Tiempo limitado de permanencia en el medio ambiente. Después de 3 o 4 semanas de aplicado, ya no se encuentran rastros del bioinsecticida.

o Pocos casos de resistencia. Hay pocos casos reportados y sólo en condiciones extraordinarias existen ciertos grados de resistencia.

Desventajas del Bt:

• Aplicación con dificultad.

• No es fácil producirlo.

• Poca difusión y aceptación por parte de los productores.

• No se ha podido controlar su calidad. En ocasiones funciona y en ocasiones no.

• Variabilidad en la resistencia de los insectos.

• Localidad. Su uso puede estar limitado a faunas de determinada región.

Pasos de destrucción de la larva:

1) La larva se come el cristal.

2) El cristal tiene que disolverse gracias al pH elevado en los insectos.

3) Ya disuelto, la proteína es parcialmente digerida.

4) Cuando se digiere, se adhiere y genera la toxicidad.

5) Eventualmente las células se paralizan y el insecto muere.








Información relacionada:

Escriba un comentario





 

© 2014 2000Agro Revista Industrial del Campo es una publicación de 3W México. Miguel de Mendoza No. 35 Col. Merced Gómez, C.P. 01600. México Distrito Federal.
Aviso de Privacidad: Los datos personales recabados serán protegidos. Incorporados y tratados con fines estadísticos, promocionales y de mejora. La información obtenida es confidencial y es propiedad del Grupo Editorial 3wméxico (WWW MÉXICO, S.A. DE C.V.)
Tels.: (0155) 5660-1655, 5660-3533, 5660-3273, 5660-1251
Todos los derechos reservados | Políticas de Privacidad | Contáctenos | Suscripciones | RSS