Agroindustria

Cinco granos de arroz para cocinar

Conoce las cinco variedades mexicanas ideales para cocinar

En México existen 13 estados productores de arroz que generan 179 mil 775 toneladas al año. En promedio, cada habitante en nuestro país consume alrededor de seis kilogramos de este grano.

Blanco de grano largo. Lo más indeseable a la hora de cocinar arroz es que “se bata”. La clave está en utilizar granos así, largos, para lograr una consistencia hinchada y una textura esponjosa. Necesita de un mayor tiempo de cocción. Este es el tipo de grano ideal para preparar el famoso arroz a la mexicana.

Blanco de grano medio. El Silverio es una variedad cultivada en estados del sur de México, que presenta este tipo de grano. Al cocerse es moderadamente tierno, y los granos quedan separados y secos después de la cocción; además, tiene un sabor agradable, por lo que reúne las normas de calidad que demanda el consumidor mexicano en cuanto a consistencia, terneza y sabor.

Blanco de grano corto. Aunque este tipo es perfecto para recetas como la paella y el risotto, es una de las variedades más consumidas en México. Tiene alto contenido en almidón, lo cual lo hace más glutinoso. Su principal ventaja es que su cocción a fuego alto es rápida; está listo entre 15 y 20 minutos.

Integral. Comer sano se ha puesto de moda, por lo que este podría ser considerado otras de las variedades utilizadas por los mexicanos. Es más nutritivo porque conserva el germen que aporta proteínas y ácidos grasos. El arroz de Morelos con Denominación de Origen, cuenta con esta presentación.

Redondo. El sushi ha cobrado fama entre los comensales mexicanos. Es por eso que mencionamos este tipo ideal para prepararlo, ya que al cocerse tiene una textura pegajosa, lo cual permite que el arroz se compacte en una sola pasta y absorba fácilmente el jugo de los ingredientes que lo acompañan.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin