Agroindustria

¿Con espuma o sin espuma? Aprende a servir una cerveza

Servir de manera incorrecta la cerveza puede generar cambios en su sabor

Una producción de más de 100 millones de hectolitros al año hacen de la cerveza una de las bebidas más populares en México y en el mundo.

Servir una cerveza debería ser una tarea sencilla, sin embargo, no es así. La cerveza es una bebida delicada que si no se sirve correctamente el sabor, aroma, textura, carbonatación e incluso su transparencia pueden verse afectados.

Si bien lo ideal es beberla en vaso o copa, existen algunos estilos pensados para ser bebidos de la botella. De acuerdo con los cerveceros más puristas, el vaso en donde se vierte el líquido debe estar colocado exactamente a 45 grados respecto a la mesa.

¿Con espuma o sin espuma? Una pregunta bastante usual cuando se bebe cerveza. ¿Es buena o mala?, ¿mi cerveza debería tenerla o no? La espuma en la cerveza es signo de que contiene lúpulo; además, su presencia se debe a la existencia de dióxido de carbono (CO2) disuelto entre los componentes.

La espuma de la cerveza ayuda a que el CO2 generado en la fermentación se desprenda del líquido y no ingrese directamente al estómago, ya que ello podría generar hinchazón al liberarse el contenido del gas.

Ignorar las sugerencias y servir la cerveza sin espuma podría llevar a sufrir una mala experiencia física y de sabor, ya que como comentamos al inicio son muchos los factores que intervienen para degustar exitosamente una cerveza.

Información e imágenes: Tradex

Comentarios

comentarios

Palabras clave

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin