Granos y Oleaginosas

Certificación de semillas, aval de buena cosecha

El Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS) es el encargado de normar y vigilar el cumplimiento de las disposiciones legales en materia de semillas y variedades vegetales

Las actividades principales del SNICS son:

• Verificar y certificar el origen y la calidad de las semillas.
• Proteger legalmente los derechos de quien obtiene nuevas variedades de plantas, a través de un derecho de obtentor.
• Coordinar acciones en materia de recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura.

¿Qué es la certificación de semillas?
Básicamente es el procedimiento por el cual se verifican, conforme a las reglas emitidas por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), las características de calidad de las semillas para siembra, desde su origen hasta su almacenamiento y comercialización.

¿Cómo se realiza?
De manera general, el procedimiento de certificación inicia con la solicitud del usuario en alguna de las Unidades Operativas del SNICS, hasta la entrega de los certificados de calidad (etiquetas) como se ilustra en la figura. Los requisitos indispensables son: A) solicitud de inscripción; B) pago de acuerdo al cultivo y cuotas vigentes; C) que la variedad se encuentre registrada en el Catálogo Nacional de Variedades Vegetales (CNVV).

¿Por qué es importante?
Porque se garantiza que las semillas se obtienen bajo métodos y procesos de producción, procesamiento y manejo poscosecha adecuados, que aseguran:

• Calidad genética (garantiza que la semilla que se siembra corresponde a la variedad adquirida por el productor).
• Calidad física (garantiza una semilla limpia, libre de otras semillas, hojarasca, basura o material inerte).
• Calidad fisiológica (garantiza el porcentaje de germinación establecido en la etiqueta).
• Calidad fitosanitaria (garantiza la sanidad de la semilla, es decir, libre de plagas y enfermedades).

¿Qué semilla se certifica?
En 2018 se tuvo una producción de semilla certificada para 19 cultivos (maíz, frijol, arroz, trigo, avena, cártamo, cebada, sorgo, soya, papa, cacahuate, café, chile, garbanzo, triticale, pasto, haba, zacate y cocotero), lo que permite tener una cobertura del 30 por ciento de las necesidades de semilla.

Entre los cultivos que destacan están el trigo, maíz, frijol y arroz, con una cobertura de 83, 43, 5 y 32 por ciento, respectivamente, de la semilla requerida para estos cultivos, lo que en conjunto representan el 75.8 por ciento de la producción nacional de semilla certificada.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin