Granos y Oleaginosas

Tipos de grano: arábica o robusta

Existen dos especies principales de café: arábica y robusta

Para miles de personas, el café es la gasolina del día a día, sin embargo son pocos los que saben que el sabor de esta poderosa bebida es fruto de un complejo proceso que va desde la plantación hasta la preparación, donde mucho influye la elección de la variedad de granos de café.

Aunque existen dos especies principales de café, arábica y robusta, el cafeto tiene muchas variedades que se han ido modificando de sus originales para adaptarse a nuevos ecosistemas. Densidad, tiempo de maduración, tamaño, forma y características sensoriales varían en cada una de ellas.

En estas dos especies de café la característica más fácil de percibir es el sabor. En la arábica los sabores son más sutiles, tiene mayor acidez y mayor dulzor. Por su parte, el café robusta es más amargo, presenta menos acidez y la gama de perfiles es totalmente distinta.

En el café arábica hay una mayor presencia de acidez y dulzor. Posee notas de frutos cítricos, frutos con hueso, como: durazno y chabacano; además de notas de caramelo, miel y flores. Mientras que en el robusta se encuentran sabores más amargos e intensos. Notas de perfil hacia chocolate oscuro, tabaco, especias y, en algunas ocasiones, sabores vegetales.

Información e imágenes: Tradex 

Comentarios

comentarios

Palabras clave

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin