Hortofruticola

Cultivos perennes: garantía de alimentación agrícola y humana

Cultivos perennes con incremento en producción en 2017: uva, espárrago, piña, zarzamora, nuez y aguacate

Empecemos por definir la palabra perenne. Del latín per, por, y annus, año, esto es, una planta que vive más de dos años. A veces se suele confundir con el concepto del tipo de plantas perennifolias, lo cual hace alusión solo a la hoja, cuyo periodo vital puede durar varios años.

De acuerdo con la Normatividad para la Generación de Estadística Básica Agropecuaria y Pesquera que publica el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), un cultivo perenne es aquel cuyo ciclo vegetativo es mayor a un año. Teniendo varios ciclos de producción (cosechas) a lo largo de su vida.

Los cultivos perennes, aun cuando su periodo de cosecha inicie en cualquier mes del año (de acuerdo con el cultivo y región), su seguimiento estadístico se realiza considerando el mes de enero como inicio de cosecha y diciembre como el de término. Algunos ejemplos son: durazno, copra, naranja, nopalitos, uva, rosa, agave, mango, frambuesa, entre muchos otros.

El SIAP le da seguimiento a 28 cultivos perennes de manera mensual incluyendo los especiales (alfalfa, cacao, café cereza y caña de azúcar). El avance al mes de diciembre representa el cierre de cosechas 2017 por lo que proporciona información relevante para todo agente involucrado en el subsector agrícola.

En este avance destacan cultivos cuya producción en 2017 aumentó respecto del cierre 2016, resaltando la alta productividad del campo mexicano. Hablamos de cultivos como uva, con un incremento de 19.1 por ciento, esto es, 67.2 mil toneladas más en 2017. Le sigue el espárrago, 11.1 por ciento; piña, 7.9; zarzamora, 7.3; nuez, 6.0, y aguacate, 5.7 por ciento.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin