Agroindustria Granos y Oleaginosas

Incertidumbre en el agro sinaloense

Con una pérdida del 50 por ciento en los ingresos registrada en sólo cinco años, los productores agrícolas reclaman una legislación que dé certidumbre a una suficiencia presupuestaria

incertidumbre-en-agro1Culiacán, Sin. (México).— Incertidumbre y abandono por parte de las autoridades del poder Legislativo es lo que perciben los productores agrícolas de Sinaloa, quienes de 2010 a la fecha observan una reducción en los precios de cosechas como maíz, sorgo, garbanzo, cártamo y trigo, pérdida asociada a la falta de una reforma agropecuaria que ofrezca y garantice una suficiencia en el presupuesto al campo.

Para el presidente de la Comisión de Desarrollo Rural del Consejo Nacional Agropecuario, Vinicio Ortiz Castro, México carece de bases legislativas que protejan la actividad agrícola, “y para muestra, hay que analizar las negociaciones y movilizaciones que cada año realizan las organizaciones agrícolas para lograr un precio justo a las cosechas de granos”.

México quedó atrasado en materia legislativa, porque si bien es cierto que durante 2014 se hicieron mesas de trabajo, foros y reuniones como parte de la reforma al campo prometida por el presidente Enrique Peña Nieto, a la fecha no hay un esquema legal que regule esquemas, asignación de recursos y presupuestos para la actividad primaria.

Y es que para el ex presidente de la Asociación de Agricultores del río Sinaloa Poniente, en los esfuerzos por simplificar programas los esquemas quedaron peor. “Estamos totalmente enredados, y si seguimos así, se verán manifestaciones de protestas, porque las leyes no responden a las necesidades de recursos al agro”, agregó.

Ortiz Castro considera que derivado de la falta de una certidumbre en los ingresos por cosecha, “los agricultores siempre andamos retrasados”, porque las siembras se inician a ciegas, sin saber de precios a futuro ni de los recursos que se asignarán en el presupuesto, lo que genera que los apoyos lleguen a destiempo, como ocurre con el Proagro o con los subsidios a la comercialización.

¿Quiénes ganan?

De 2012 a la fecha, el precio de la semilla se ha incrementado en un 56 por ciento, el diesel tiene un aumento acumulado del 30 por ciento, el amoniaco lleva un alza del 10 por ciento y el seguro agrícola es, tal vez, el insumo que más se ha encarecido al registrar un incremento del 116 por ciento, una cifra similar al encarecimiento de las tarifas del agua para riego que ha aumentado al 100 por ciento.

Este estudio de costos, hecho por la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa, en contraparte, expone que el precio del maíz registra una drástica caída, ya que de los cinco mil 370 pesos que alcanzó como máximo histórico en 2012, para 2013 pasó a tres mil 850 pesos, siguió en tres mil 700 para 2014 y ahora la expectativa es que sea similar, si acaso con un incremento de 100 pesos por tonelada.

Así, lo que queda demostrado es que los “ganones” en la cadena productiva de los granos siguen siendo los industriales, pues mientras el maíz va a la baja, el costo de la tortilla en cinco años aumentó de 10 a 12 pesos en promedio, todo ante el silencio cómplice de los integrantes de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Fuente: El Debate

Link: http://www.debate.com.mx/culiacan/Incertidumbre-en-el-agro-sinaloense-20150504-0039.html

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin