Palomilla del nopal amenaza para México

La palomilla del nopal es una plaga exótica para México, extremadamente agresiva cuando ataca al nopal (Opuntia ficus-indica) y a otras especies de la familia Cactaceae. El nombre científico de la palomilla es Cactoblastis cactorum y es originaria de Argentina.

En Australia, donde el nopal se consideraba una maleza, el insecto se introdujo intencionalmente en 1926 para utilizarlo como un efectivo agente de control biológico. En 1957 se reportó en las islas del Caribe y en 1988 en Florida, Estados Unidos. En la actualidad se encuentra en Estados Unidos (Florida, Carolina del Sur y Georgia), Cuba, Puerto Rico, Islas Caimán, Nueva Caledonia, Antigua, Nevis, San Kitts, Montserrat, Antillas, Bahamas, República Dominicana, Hawai, Islas Mauricio, Ascensión, Santa Helena, Haití, Sudáfrica y Australia.

La amenaza de introducción a México y los consecuentes daños a la flora silvestre y al cultivo de nopal, justificaron la publicación y aplicación del Dispositivo de Emergencia para inspeccionar, y en su caso detectar, controlar y erradicar la presencia de la plaga.

En Nuevo León se inspeccionan mensualmente cerca de 300 a 400 hectáreas en busca de la plaga o de los característicos síntomas que causa en las plantas.

Hasta la fecha no se ha detectado a este insecto ni los daños que causa en las cactáceas, pero la alerta y las actividades de inspección continúan y en caso de detección de brotes de la plaga se procederá a aplicar las medidas de erradicación que el propio dispositivo de emergencia prevé para evitar el estable-cimiento y diseminación de la palomilla del nopal.

El adulto del insecto es de color café grisáceo, de tres centímetros con las alas extendidas. Presenta además tres bandas negras a lo largo de las alas y los bordes de las mismas son de color blanco grisáceo.

El insecto copula por la noche, y al siguiente día, la hembra deposita los huevecillos sobre las hojas del nopal. La hembra deposita de 60 a 150 huevecillos, uno sobre otro, formando una columna que simula una espina de nopal de 2.5 a tres centímetros de largo.

Las larvas que emergen de los huevecillos entran a la planta del nopal el mismo día en que nacen y se alimentan de los tejidos de la penca. Las larvas son de color naranja intenso con bandas negras trasversales, miden 2.5 a tres centímetros en el ultimo de sus seis instares.

Las pencas atacadas inicialmente toman un color amarillo y conforme la larva consume los tejidos, la penca se torna transparente.

La pupa es de color naranja y al madurar toma un color marrón, protegida por un capullo de seda. Se encuentra en las pencas caídas o en la superficie del suelo.

Las posibles rutas de introducción a México son:

1) Por aire o movilidad natural, principalmente de Estados Unidos o las islas de Caribe.

2) Por introducción de material vegetativo infestado.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>