Agroindustria

Se agudiza la crisis de plantaciones de cacao en México

Actualmente, el árbol de cacao, que es originario del Amazonas y que llegó a las tierras húmedas de la costa del Golfo de México hace siglos, enfrenta una crisis preocupante

Uno de sus enemigos es la moniliasis. Esta enfermedad, causada por el hongo Moniliophthora roreri, pudre sus bayas y las convierte en cenizas.

Esta plaga llegó a México en 2005, desde entonces ha afectado plantaciones cacaoteras que, junto con el envejecimiento de los árboles de cacao, la edad avanzada de los agricultores y el abandono de los cultivos por las nuevas generaciones, agudizan la crisis del cultivo de cacao.

En México, los árboles destinados a cultivo no están en su mejor etapa de vida. Un estudio realizado por la Facultad de Contaduría de la UNAM encontró que en promedio los árboles cacaoteros tienen 40 años, momento en el que reducen su calidad y dan menos frutos.

Entre 2003 y 2016 se observó una reducción en su producción de un 46.24 por ciento, al pasar de 44 mil toneladas generadas en 2003 a 26 mil en 2016. Esta producción apenas cubre el 50 por ciento de la demanda en el país por lo que se tiene que importar, según datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

Los árboles de cacao viven en promedio un siglo; cuando llegan a los 11 años dan mayor cantidad de frutos, pero al cumplir los 30, su producción comienza a decaer hasta llegar a su vejez alrededor de los 60 años y comenzar a morir.

Otro de los problemas que enfrenta el cultivo en México es que las nuevas generaciones no quieren seguir con esta tradición agrícola y quienes actualmente lo siembran tienen en promedio 60 años, una edad próxima al retiro.

La Sader junto con el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), desarrollan variedades de cacao resistentes a la moniliasis. Además, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el gobierno de Tabasco lanzaron una convocatoria para que el conocimiento científico ayude a mejorar la producción. Todo sea por conservar este milenario cultivo.

El cacao es originario de la cuenca del Amazonas, pero fueron los olmecas quienes lo domesticaron y lo convirtieron en un fruto exótico.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin