Análisis

10 tortas que solo podrás comer en México

Además de los tacos, otro de nuestros alimentos por excelencia son las tortas

En México tenemos una vasta cantidad de tortas. Te has preguntado ¿qué sería de los mexicanos sin ese alimento que nos salva de tantos apuros?

Aquí te mostramos las tortas que hay en el país, aunque al igual que los tacos, el límite no existe:

1. Empezando desde arriba, en Tamaulipas está la torta de la barda de Tampico, que es pan de sal, jamón, queso de puerco, frijoles, chicharrón en salsa verde, chorizo, queso amarillo y queso molido, ¡una verdadera bomba!

2. En Jalisco la torta ahogada es imprescindible cuando se va por allá; las que más se recomiendan son las Tortas Toño y las Tortas Rober’s.

3. La cuna de las carnitas es Michoacán, y si tienes algo sabroso como las carnitas, puedes ponerlo en una torta. Aunque también tienen cosas peculiares como la torta de tostada, que es una tostada de carne apache dentro de una telera con mayonesa, frijoles y queso de puerco.

4. Pero si pensamos en la cuna de las tortas, la respuesta es casi automática: Ciudad de México. Este lugar, tiene una amplia cantidad de tortas: de milanesa, jamón, pierna, pavo, huevo, chicharrón, mole, pipián, asada y demás comidas mexicanas que te puedas imaginar, siempre pueden caber dentro de una torta.

5. Aquí también nació lo que coloquialmente conocemos como “guajolota”, o bien, torta de tamal. Es una cosa brutal comer una masa, adentro de una masa y, además, acompañar esto con una bebida hecha a base de masa, pero vale cada segundo de esa delicia.

6. En esa familia de masa dentro de masa, está la torta de chilaquiles, que es básicamente tortilla adentro de un pan, con salsa, queso y pollo.

7. Siguiendo con Puebla, las cosas cambian un poquito, ya que si algo tienen los poblanos es comida deliciosa. En este caso no son precisamente tortas, pero tienen la misma estructura; están por ejemplo las chanclas, que son pambazos mojados en un adobo, relleno de carne molida y aguacate, arriba se le espolvorea un poco de queso.

8. Pero la estelar de los poblanos tampoco es una torta, pero parece, las cemitas son una perfección que solo se puede lograr en ese estado. Solo ten cuidado de decirle a un poblano que el pan está muy duro, es básicamente un insulto.

9. En el estado poblano hay una cosa muy rara que también podría entrar en la categoría de las tortas de tamal o de chilaquiles: la cemita de chalupas. Pero esta es una opción más brutal que las dos anteriores, ya que las cantidades de manteca que una chalupa trae son industriales, así que no recomendamos su consumo frecuente, aunque sí para el antojo.

10. Llegar al sur siempre es cerrar con broche de oro y Yucatán nunca es la excepción. Aquí es muy sencillo, o es de lechón o es de cochinita pibil, pero ese cerdo tan tierno, acompañado de una buena salsa de habanero y bastante cebolla, es el ejemplo perfecto de que menos, es más.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin