Análisis

Acitrón coloca en peligro de extinción a un cacto mexicano

La belleza y uso comercial de las biznagas Burra o Tonel Grande y Barril de Acitrón han propiciado su extracción ilegal

Ciudad de México, 12 de enero de 2021.— El consumo del acitrón, el crocante dulce mexicano de delicado sabor, textura y color, ha puesto en peligro de extinción a las biznagas Burra o Tonel Grande (Echinocactus platyacanthus) y Barril de Acitrón (Ferocactus histrix), de donde se extrae este delicioso alimento utilizado en diversos platillos como la tradicional rosca de reyes.

Sujetos a protección especial, de acuerdo con la NOM-059-SEMARNAT-2010, estos cactos globosos tardan de 14 a 40 años en crecer 40 centímetros por las condiciones de estrés de su hábitat: sequía, aridez y pobreza de suelos.

Se ubican en la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Teotitlán, entre Puebla y Oaxaca; en el desierto de Chihuahua; en la región de Tolantongo y Meztitlán, en el Valle del Mezquital, Hidalgo, y en el estado de San Luis Potosí y otros sitios, donde algunas de ellas alcanzan un metro de altura, lograda a lo largo de 200 años.

Además, proporcionan múltiples servicios ambientales: retienen y filtran el agua de lluvia, frenan la erosión y ofrecen el néctar de sus flores a las abejas y otros insectos polinizadores.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) despliega operativos en las entidades federativas donde se distribuyen estas especies de biznaga, especialmente en las que está identificada su extracción y distribución.

En 2019, este organismo reportó el aseguramiento de 164 cactáceas y el decomiso de 45 ejemplares en los estados de Durango, Guanajuato, Michoacán, San Luis Potosí, Puebla, Hidalgo, Campeche y la Ciudad de México.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin