Análisis

Agroindustriales paraguayos no se oponen a la apertura del mercado chino

La Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales no se opone a las negociaciones con el gobierno chino

Desde la Cámara aplaudimos y acompañamos todo intento del gobierno de abrir nuevos mercados, en el entendimiento de que la diversificación de los destinos de exportación ofrece mayores oportunidades, en beneficio de la economía del país.

El gigante asiático es el principal procesador y consumidor mundial de harina y aceite de soya. Para ello ha incentivado su industria mediante aranceles diferenciados que promueven importar soya en estado natural (más barata) y transformarla en productos como mayor valor agregado (harina y aceite) dentro de su propio territorio.

China aplica aranceles del 5 y del 9 por ciento para la importación de harina y de aceite de soya, respectivamente, siendo el arancel de 3 por ciento para la importación de soya en estado natural.

Al ser China un mercado con un importante potencial para los productos paraguayos, creemos que el gobierno tiene la oportunidad de desarrollar acuerdos comerciales que equiparen esa asimetría arancelaria y promuevan exportar de manera competitiva nuestros productos industrializados.

Como ya hemos mencionado en reiteradas ocasiones, es fundamental que exista una política de Estado que fomente la industrialización dentro de Paraguay, para que todos los beneficios de la misma, como ser mayor generación de ingresos de divisas al exportar productos con agregado de valor, más empleos formales y de calidad, creación de polos industriales con impactos positivos en la población local y del país en general, se queden y se sientan dentro de nuestras fronteras.

Información e imágenes: Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin