Análisis

ASCHOCO, la dulce labor de promover el consumo del cacao y el chocolate

Entrevista con Alicia Páramo Ortega, directora general de la ASCHOCO CONFIMEX

Alejandro Barragán

Ciudad de México, 24 de junio de 2020.— ASCHOCO CONFIMEX es la Asociación Nacional de Fabricantes de Chocolates, Dulces y Similares, AC, que trabaja desde 1936, resaltando en México y el mundo, el valor cultural y alimenticio del chocolate y el cacao, además de promover el consumo informado. Apoya los intereses de sus asociados ante las autoridades mexicanas y extranjeras y actúa en favor del consumidor. La industria confitera genera actualmente 55 mil empleos directos y más de 122 mil indirectos.

Alicia Páramo Ortega, directora general de la ASCHOCO CONFIMEX, conversó en exclusiva con 2000Agro sobre la importancia del consumo y promoción del chocolate y cacao entre los mexicanos.

La producción de cacao en México se genera principalmente en los estados de Tabasco, Chiapas y Guerrero, añadiendo la producción de Oaxaca, de acuerdo con el último dato del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) son 45 mil 376 mil toneladas distribuidas entre esos estados.

“Estamos convencidos de que el chocolate es un alimento, que las golosinas aportan alegría y placer a todo el que las consume, queremos que como en antaño, el consumo de un dulce sea un premio y recibir un chocolate un consentimiento”, afirmó Alicia.

La organización agrupa a todo tipo de empresas, desde pequeños fabricantes hasta los más grandes, con presencia nacional e internacional, involucra a todos los sectores de la cadena productiva, desde el campo hasta la distribución final. La asociación representa cerca del 90 por ciento del mercado nacional de la industria chocolatera y confitera del país.

“Como parte de nuestra misión y con varios de nuestros asociados implementamos acciones para el fomento de la producción del cacao mexicano ya que es parte de nuestra herencia prehispánica y así coadyuvamos con las autoridades de salud y educación para promover el consumo responsable”, aseguró.

De acuerdo con Alicia Páramo, la ASCHOCO ha establecido acciones que fomentan la importancia de este noble producto y como un plus, esta industria genera una importante huella económica, impulsando el desarrollo de los más de 30 mil productores mexicanos de cacao. La mayoría de sus asociados cuentan con programas de responsabilidad social y comunitaria apoyando el desarrollo del campo y del cuidado del medio ambiente.

Respecto a la cantidad de productos que se ofrecen en el mercado denominados como chocolate, Alicia aclaró que conforme a la Norma Oficial Mexicana que regula la denominación comercial del chocolate, todo aquel producto que se denomine en su empaque: “Sabor a Chocolate” no es chocolate.

Si la denominación es Chocolate, deberá especificarse qué tipo de chocolate es, y dependiendo de sus contenidos de manteca de cacao o licor de cacao en su formulación, puede ser:

Chocolate amargo u oscuro, Chocolate semiamargo, Chocolate con leche, Chocolate blanco, Chocolate para mesa, Chocolate para mesa semiamargo, Chocolate para mesa amargo u oscuro y Chocolate en polvo.

La revisión de los ingredientes es otra manera de validar que el producto tiene cacao, manteca de cacao o licor de cacao. Los productos con sabor a chocolate contienen grasa vegetal.

Finalmente, si el producto fue certificado ostenta en su empaque el sello NYCE-ASCHOCO que indica que es chocolate genuino; del mismo modo, Alicia Páramo aseguró que estas clasificaciones no significan que un chocolate sea bueno o malo, simplemente es cuestión del gusto de cada consumidor el producto de su preferencia, pero debe tener información.

Cuando el producto quiere ostentarse como chocolate debe cumplir con la Norma Oficial Mexicana NOM-186-SSA1/SCFI-2013, cacao, chocolate y productos similares, y derivados del cacao. Especificaciones sanitarias. Denominación comercial. Métodos de prueba. El fabricante o importador deberá seguir los procedimientos de muestreo, pruebas de laboratorio y proceso de certificación para obtener el aval de tercera parte de que el producto cumple. Obteniendo la certificación, el fabricante o importador podrá utilizar el sello NYCE-ASCHOCO como sello de seguridad y confianza y así promover su producto.

La ASCHOCO logró que se instituyera en México el Día Nacional del Cacao y el Chocolate, que se celebrará el 2 de septiembre, con el propósito de rescatar la importancia sociocultural, económica, gastronómica y milenaria que tiene este alimento en nuestro país, además de trabajar en favor de su imagen.

Asimismo, la asociación participa en diferentes foros y espacios como Salón Chocolate, Confitexpo, todo esto suma para incentivar y elevar el consumo per cápita del chocolate en nuestro país, que actualmente es de solo 750 gramos al año, en comparación con otros países como Brasil que registra 1.6 kilogramos, “lo que nos plantea la necesidad de impulsar el consumo de este producto y trabajar con las mejores prácticas en la industria, en favor de todos”, afirmó Alicia.

En México contamos con el Museo del Chocolate que abrió sus puertas al público en 2012. Su principal objetivo es ofrecer a sus visitantes un panorama completo sobre los orígenes del chocolate y su estado actual. Las diferentes secciones del museo se dedican a la historia del chocolate, al cacao, a sus sabores, a la fabricación industrial del producto, al influjo de este en la sociedad, como es el caso de la medicina. Todos nuestros asociados suman sus esfuerzos con campañas de promoción del consumo responsable del chocolate e incluso hemos hecho alianzas con asociaciones de comerciantes como la ANPEC (Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes), para motivar que haya mayor cultura del consumo de este alimento ancestral.

Hoy, naciones de Europa y Asia, incluso mercados árabes, están más interesadas en el chocolate y cacao mexicano por su calidad y gran variedad de sabores. El chocolate está considerado como un gran tesoro y un patrimonio de México.

“Uno de nuestros principales objetivos como asociación, es impulsar entre nuestros afiliados que se mantenga el campo mexicano para tener buen chocolate procedente del cacao que se siembra aquí en territorio nacional, y rescatar el valor de este alimento, así como el consumo moderado del chocolate, con lo que podríamos convertir a México en un productor competitivo en la región”, aseguró Alicia.

El chocolate en México forma parte de nuestra gastronomía y en cada región se aplica o se utiliza de diferentes formas en la preparación de platillos; el chocolate conjunta nuestra herencia indígena con el mestizaje, “lo cual es otra de las razones por las que este producto debe ser impulsado para que se fortalezca y mejoremos el onceavo lugar en producción de cacao que hoy ocupa México, pese a que el cacao tuvo su origen en nuestras tierras”, afirmó.

Respecto a las afectaciones derivadas del confinamiento por COVID-19, Alicia Páramo refirió que básicamente afectó en la movilidad de los productores de cacao y de su negocio, es decir, tuvieron que buscar cómo llevar su cacao a los centros de acopio, buscando cuidarse de no contagiar y no contagiarse, además de que, si hacían entregas diarias, ahora juntan su grano y lo entregan dos o tres veces a la semana.

En términos de ingresos, estos no se vieron afectados, pues pudieron vender toda su cosecha. Las empresas que acopian grano directo en el campo, no cerraron; se mantuvieron con todos los protocolos de seguridad posibles para cuidarse, cuidar a los productores y darles continuidad a todos los eslabones de la cadena productiva de cacao y chocolate.

Ante el contexto que se vive actualmente en el país derivado de la pandemia del COVID-19, la ASCHOCO se ha comprometido a mantener el abasto de productos básicos en la dieta de los mexicanos, con el objetivo de generar tranquilidad y estabilidad entre la población.

“La confitería es un producto noble porque está en muchos canales de distribución, por ejemplo:

“Si hubo afectaciones: baja de un 50 por ciento en autoservicio, al hablar de los cierres en varios estados por desinformación, en los pasillos de chocolates y de confitería.

“Y en las tiendas departamentales que cerraron ya hace varios meses, pero tenemos al mercado de conveniencia, algunos mayoristas y minoristas, las centrales de abasto que esto abre un amplio abanico para vender confitería a todo el mercado”, aseguró Alicia.

Finalmente, Alicia Páramo compartió con los lectores de 2000Agro que la industria del chocolate en México, requiere del apoyo de todos para continuar su legado. Que el chocolate es considerado desde hace siglos como un alimento con beneficios comprobados para la salud. El chocolate forma parte de nuestra cultura, es parte fundamental de nuestra gastronomía. A través del chocolate demostramos la calidez de nuestras raíces. Esta industria no solo vende chocolate, sino tradición dentro y fuera del territorio nacional por el valor sociocultural que tiene este alimento milenario mexicano.

Por otro lado, destacó los beneficios para la salud con el consumo del chocolate, entre ellos: ayuda a las funciones cardiovasculares y cerebrales, protege contra enfermedades cardiacas, alivio de la hipertensión, regulación de azúcar en la sangre, reducción del riesgo de diabetes tipo II, protección antioxidante, desaceleración del envejecimiento, incremento de la función inmune, protección de Alzheimer, alivio del síndrome premenstrual, prevención de alopecia, entre otros.

“Sigamos promoviendo y apoyando el consumo indulgente del chocolate y del dulce mexicano, con ello, continuaremos con presencia en la cadena productiva de cacao, azúcar, amaranto, semillas y todo aquello que se utiliza en la mágica y benéfica industria del chocolate. Disfruten del chocolate y del cacao, alimento de los dioses a nuestro alcance y para nuestro deleite”, finalizó.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin