Análisis

Conoce los efectos de la chela

Si no quieres tener la famosa “panza chelera”, pon atención a este artículo

Ciudad de México, 31 de diciembre de 2020.— Somos un país eminentemente cervecero y esta bebida etílica, socialmente aceptable, que lo mismo se encuentra en grandes eventos, en pequeñas reuniones, en estadios repletos de aficionados al futbol, al béisbol y demás encuentros deportivos, nos acompaña como un elemento clásico para brindar, festejar y consumir en pequeñas o grandes cantidades.

Entonces… ¿cuál es el problema con la “chela”?

La cerveza, al igual que todas las bebidas alcohólicas, presenta problemas derivados del exceso, sobre todo en cuestiones relacionadas con riesgos hepáticos, como la cirrosis o con una hepatitis aguda, así como la posibilidad de llegar, si se bebe en exceso, a caer en el alcoholismo.

¿Qué provoca la “chela” en el organismo?

El consumo excesivo de cerveza produce deshidratación, pues inhibe la hormona antidiurética, ocasionando que se expulsen más líquidos de los ingeridos, ya que el alcohol tiene un efecto diurético. Por ese mismo motivo, al día siguiente se siente mucha sed.

Está demostrado que las bebidas con un contenido igual o mayor a un 4 por ciento de alcohol (tu cerveza contiene alrededor de 4.5 por ciento) retrasan el proceso de recuperación por su conocido efecto diurético, incluso se puede perder agua equivalente a un 1 por ciento del peso corporal. Es por esta razón que los síntomas típicos de la resaca tienen relación sobre todo con la deshidratación.

Antes de abrir otra lata piensa en esto:

  • Beber una sola cerveza afecta a todo, desde el cerebro, los ojos y los niveles de azúcar en la sangre. Debe pensarse en lo que provocará si se acude a la “hora feliz” o se acumula una torre de vasos “cheleros” durante el partido.
  • Aunque depende del peso o de lo que se haya comido, el consumo de una sola cerveza comienza a afectar de manera inmediata.
  • Tras los primeros sorbos a la cerveza, se desencadena la liberación de la dopamina u “hormona del amor”, lo que ilumina los centros de recompensa del cerebro y puede hacer que aumenten los deseos de beber más.
  • La cerveza contiene una buena dosis de antioxidantes y estos ayudan a combatir los radicales libres que pueden dañar las células en el ojo. Los científicos advierten que a partir de tres cervezas se pierden estos beneficios para la salud ocular.
  • Tras una cerveza, los niveles de azúcar en la sangre pueden caer ligeramente y dar la sensación de mareo y hambre.
  • El alcohol que contiene una cerveza aumenta las ganas de orinar. Al igual que con el café, el alcohol inhibe las hormonas antidiuréticas.

¿Qué causa la famosa “panza chelera”?

La cerveza contiene calorías “vacías” que aporta el alcohol etílico. El alcohol de un litro de cerveza proporciona un 13 por ciento de las necesidades calóricas diarias, el 87 por ciento de las calorías restantes deben suministrarse de otros alimentos que incluyan todos los componentes nutritivos esenciales.

Los problemas nutritivos pueden aparecer si se ingiere diariamente más de dos litros de cerveza, por lo que se recomienda no superar el tope de dos mil 700 calorías al día, para no aumentar el peso corporal.

¿Qué aporta la “chela”?

La cerveza, por sí sola, aporta alrededor de 900 calorías, por lo que únicamente quedarían mil 800 calorías para los restantes alimentos de la dieta diaria.

No habría problemas de carencia en la mayoría de los minerales, ni en las vitaminas del grupo B que aporta la propia cerveza, pero sería difícil que se cubrieran los requerimientos mínimos de hierro y de vitamina A.

Si se es consumidor habitual de cerveza, debe completarse la ingesta con alimentos ricos en estas sustancias, ya que la cerveza carece de vitamina C y de vitaminas liposolubles (A, D, E, K) y su contribución al suministro de hierro y zinc es insignificante.

Se debe alejar de la “chela” si…

Existen algunas cuestiones puntuales que tienen que ver con la levadura de cerveza. Estas pueden llegar a ser perjudiciales para personas que tienen alergias a ella.

De igual manera, al poseer mucho cromo, los suplementos de levadura podrían llegar a potenciar los efectos de los medicamentos diabéticos. Si se tiene problemas inmunológicos, debe evitarse beber cerveza y consumir levadura.

Comentarios

comentarios

Palabras clave

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin