Análisis

Consolidar la seguridad alimentaria: un gran reto ante el cambio climático

La agricultura es extremadamente vulnerable al cambio climático, pues reduce la productividad de los cultivos, provoca la proliferación de malas hierbas y amenaza la seguridad alimentaria en todas partes

Ciudad de México, 23 de junio de 2020.— El cambio climático amenaza con reducir la producción mundial de los cultivos, y las personas pobres en ambientes tropicales serán las más afectadas, por ello, la Secretaría de Agricultura impulsa la inversión en ciencia, innovación y transferencia de tecnología aplicada para disminuir los riesgos del cambio climático, al mismo tiempo que instrumenta las políticas públicas que favorezcan el trabajo institucional para para lograr la autosuficiencia y seguridad alimentaria.

En ese sentido una de las instituciones que más dedica es este tema es el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt) ya que más del 90 por ciento de su trabajo se relaciona con el cambio climático, ayudando a los agricultores a adaptarse a los choques mientras producen más alimentos y reducen las emisiones.

Algunas acciones incluyen:

  • Nuevas variedades de maíz y trigo resistentes a sequía, calor y plagas
  • Agricultura de conservación y métodos de cultivo que ahorran agua y reducen el uso de fertilizantes
  • Servicios de información climática
  • Seguro para agricultores cuyos cultivos sean dañados por contingencias climáticas

Asimismo, contamos con el componente Biodiversidad del programa MasAgro, que desarrolla variedades de trigo e híbridos de maíz por métodos convencionales que se adapten mejor a condiciones climáticas adversas, que sean más resistentes a plagas y enfermedades, así como con mayor potencial de rendimiento.

Una de las acciones de gran relevancia en este tema es el hecho de poder contar con material genético para el futuro de la agricultura, y contrarrestar los efectos del cambio climático, lo que significa poder producir en condiciones mucho más adversas. En este sentido, el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) ha puesto en marcha una estrategia para la conservación de maíces criollos de México para hacer frente al cambio climático además de ser una opción viable para la autosuficiencia alimentaria.

México cuenta con un bagaje amplio en la investigación y difusión de prácticas agrícolas ambientalmente sustentables, que desarrolla capacidades en los productores mexicanos a través de la socialización del conocimiento científico los cuales se suman a los saberes campesinos para incrementar los rendimientos de sus cultivos y conservar los recursos naturales.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin