Análisis

Del campo mexicano al mundo musulmán

La industria agroalimentaria, puente que conecta culturas

Ciudad de México, 30 de septiembre de 2019.— El esfuerzo y trabajo de productores mexicanos llega al mercado musulmán a través de alimentos producidos con altos niveles de sanidad e inocuidad, por lo que son capaces de satisfacer los paladares más exigentes.

Para que los alimentos mexicanos ingresen al mercado musulmán es necesario que cuenten con la certificación halal que emiten diversas entidades privadas y la certificación Tipo Inspección Federal (TIF) que otorga el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

La certificación halal es una acreditación técnica y religiosa de carácter voluntario, que garantiza la ausencia de sustancias prohibidas por el islam, ya que de acuerdo con la tradición musulmana, podrían provocar contaminaciones cruzadas de los productos que consume esa comunidad.

La certificación TIF tiene como objetivo principal la obtención de productos con óptima calidad higiénica y sanitaria, cuenta con reconocimiento internacional.

La Sader y el Instituto Halal de España firmaron un Memorando de Entendimiento para fortalecer a la agroindustria mexicana, a fin de aumentar la oferta exportable al mercado musulmán, estimado en más de mil 600 millones de consumidores.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin