Análisis

Dientes sanos: lo que tu niño no debe consumir en exceso

Probablemente te esmeras por que tu hijo consuma alimentos y bocadillos sanos y frescos; sin embargo, en cuestiones bucales, lo más sano puede también ser dañino

Ciudad de México, 18 de septiembre de 2020.— Además de la comida chatarra y las golosinas que en muchos causan caries, existen otros hábitos y alimentos que con el paso del tiempo pueden perjudicar severamente la dentadura.

Aquí listamos lo que debes evitar para que tu pequeño mantenga una sonrisa de perlas.

Frutas o verduras con altos niveles de acidez

La doctora en cirugía dental y miembro de la Asociación Dental de California, Luisa F. Díaz, explica que los alimentos se clasifican por el nivel de acidez que poseen, lo que es conocido entre los dentistas como el pH (potencial de hidrógeno).

La escala de pH va desde el 0 (extremo ácido) al 14 (extremo alcalino), su cero se encuentra en el 7 (el agua, por ejemplo, tiene un valor de 7 porque es neutra). Así que los valores menores a 7 se consideran ácidos, y valores mayores a 7 son alcalinos o básicos. Esto significa que, entre más bajo sea el pH de un alimento, más alto será su nivel de acidez.

“Algunas frutas o verduras tienen un pH bajo y esta acidez causa un tipo de erosión en los dientes que con el tiempo daña o reblandece el esmalte”, explica Díaz. Estos daños se notan cuando aparecen manchas, desgaste, sensibilidad o transparencias en los dientes.

¿Cómo evitarlo? Después de que tu hijo consuma un alimento ácido, espera al menos una hora para cepillarle los dientes. De lo contrario, la acidez reblandece el esmalte de los dientes y un cepillado inmediato propicia una erosión del esmalte mucho mayor.

Esta lista incluye alimentos que tienen un nivel de acidez entre medio y alto:

  • Frutas: mora y zarzamora roja y negra, arándano (blueberry y cranberry), cereza, fresa, limón, naranja, toronja, granada, piña, uva y manzana.
  • Verduras: tomate y aceitunas.
  • Otros: vinagretas y aderezos para ensalada, mermeladas, salsa de tomate (cátsup), puré de manzana y pepinillos (pickles).

Bebidas dulces

Lo peor para la dentadura de tu niño son las sodas y los jugos de frutas (naranja, manzana, fresa, piña y limón, entre otros) por sus elevados niveles de acidez y azúcares, explica la doctora Díaz. “Lo mejor es que los niños muy pequeños solo ingieran agua o leche, porque la leche es lo menos dañino para la dentadura y el agua no la daña en lo absoluto”, sugiere.

Otro consejo de la dentista es que no pongas a tu hijo a dormir con un biberón lleno de leche en la boca. Lo ideal es que puedas limpiar o cepillar sus dientes después de alimentarlo y antes de mandarlo a la cama. “Si necesita el biberón para dormir, dáselo con agua en vez de leche”, aconseja Díaz.

Por otra parte, si tampoco puedes evitar que tu pequeño consuma jugos, es mejor que los ingiera con una pajilla (popote) y diluidos a partes iguales con agua.

Las siguientes bebidas tienen un nivel de acidez entre medio y alto:

  • Jugos —con azúcar o sin ella— de manzana, toronja, naranja, arándanos rojos (cranberry), sidra, lima y limón.
  • Sodas, incluidas las dietéticas.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin