Análisis

Hambre e inseguridad alimentaria

El objetivo de la FAO es asegurarse que nadie sufra de hambre

Mucho ha cambiado desde 1974, cuando la FAO comenzó a informar sobre la magnitud del hambre en el mundo. La población mundial está creciendo constantemente y está cada vez más urbanizada. La tecnología está evolucionando incesantemente y la economía está cada vez más globalizada. Al mismo tiempo, existen tendencias mundiales preocupantes en la desnutrición, incluido un rápido aumento del sobrepeso y la obesidad, incluso cuando persisten las formas de desnutrición. La forma en que los alimentos se producen, distribuyen y consumen en todo el mundo también ha cambiado dramáticamente. Este mundo tan diferente exige nuevas formas de pensar sobre el hambre y la inseguridad alimentaria.

Como parte de su mandato, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) se esfuerza por erradicar el hambre, la inseguridad alimentaria y todas las formas de malnutrición. El apoyo a los medios de subsistencia de los pequeños productores de alimentos, la mejora de la capacidad de recuperación de los sistemas de producción de alimentos y el fomento del uso sostenible de los recursos naturales son claves para cumplir este mandato y lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 (ODS2), un mundo sin hambre, inseguridad alimentaria y desnutrición.

El hambre es una sensación física incómoda o dolorosa causada por un consumo insuficiente de energía alimentaria. Se vuelve crónica cuando la persona no consume una cantidad suficiente de calorías (energía de la dieta) de manera regular para llevar una vida normal, activa y saludable. Hoy en día, se estima que más de 820 millones de personas pasan hambre. Durante décadas, la FAO ha utilizado el indicador de Prevalencia de la subnutrición para estimar la magnitud del hambre crónica en el mundo, por lo que el “hambre” también se puede denominar subnutrición.

El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo es un informe anual emblemático preparado conjuntamente por la FAO, el FIDA, el Unicef, el PMA y la OMS. Elabora nuevas estadísticas y describe el progreso hacia la erradicación del hambre, el logro de la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición. El SOFI de este año informará el número de personas con hambre crónica (según lo medido por el POU) y, por primera vez, también informará el número de personas que experimentan inseguridad alimentaria moderada o grave (según lo medido por el FIES). El informe se lanzará el 15 de julio de 2019 en un evento especial del Foro Político de Alto Nivel en Nueva York.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin