Análisis

La FAO continuará ayudando al G20 a enfrentar la pandemia

Mediante la Iniciativa Mano de la mano, el Programa de respuesta y recuperación de la COVID-19 y otras medidas, la FAO puede ayudar a garantizar el buen funcionamiento de los mercados mundiales de alimentos

Roma, 14 de septiembre de 2020.— Qu Dongyu, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), participó en la reunión de los ministros de Agricultura y Recursos Hídricos del Grupo de los Veinte (G20), organizada virtualmente por el Reino de la Arabia Saudita, y presentó varias esferas prioritarias en las que la FAO puede ayudar a los países miembros del G20 y a la comunidad internacional a reforzar los sistemas agroalimentarios y recuperarse de los efectos de la enfermedad por coronavirus (covid-19).

En su declaración en la reunión, Qu Dongyu destacó que las medidas y las iniciativas conjuntas puestas en práctica hasta la fecha por los países y las organizaciones internacionales han permitido que las cadenas de valor alimentarias del mundo siguieran funcionando bien pese a la pandemia. Asimismo, señaló que, según estimaciones de la FAO, la producción mundial de cereales prevista para 2020 se mantiene aún en dos mil 765 millones de toneladas, es decir, un máximo histórico y 58 millones de toneladas más que en 2019. Esto es resultado de políticas favorables, innovaciones (cultivares, insumos agrícolas y canales comerciales nuevos), inversiones y el trabajo incansable de millones de agricultores.

No obstante las actuales perspectivas alentadoras, el director general pidió que los países no bajen la guardia: “Los mercados mundiales de alimentos están bien abastecidos. Sin embargo, hasta que la economía mundial no consiga recuperarse, el acceso a los alimentos se verá negativamente afectado por las reducciones de los ingresos y la pérdida de empleos. Debemos velar por que el comercio siga fluyendo sin problemas para contribuir a la seguridad alimentaria y la nutrición en todo el mundo”, declaró tras observar que la edición de 2020 del informe principal de la FAO “El estado de los mercados de productos básicos agrícolas”, que se publicará pronto, facilitará los debates sobre la forma en que los mercados y las cadenas de valor pueden contribuir a la seguridad alimentaria y el crecimiento.

Desde el comienzo mismo de la pandemia de covid-19, la FAO viene proporcionando orientación a los países para asegurarse de que las medidas sanitarias y de recuperación no creen obstáculos innecesarios al comercio o alteren las cadenas mundiales de suministro de alimentos. Esta es también una de las siete prioridades del Programa de la FAO de respuesta y recuperación de la COVID-19, cuya finalidad es facilitar y acelerar el comercio alimentario y agrícola mundial e intrarregional durante la pandemia y después de ella.

En su intervención, el director general se refirió también a las importantes contribuciones del Sistema de información sobre el mercado agrícola (SIMA) con miras a aumentar la transparencia de la información sobre el mercado alimentario y agradeció al Reino de la Arabia Saudita su contribución de un millón de dólares estadounidenses a la iniciativa. El SIMA, albergado por la FAO, se creó en 2011 a petición del G20 para hacer frente al problema de la volatilidad extrema de los precios de los alimentos.

Inversión responsable en la agricultura y los sistemas alimentarios

Qu Dongyu indicó también que, según la última evaluación de la FAO, la pandemia podría hacer que el número de personas subalimentadas en el mundo aumente en hasta 120 millones en 2020 (se estima que casi 690 millones de personas padecían subalimentación en 2019). En este contexto, pidió que los países intensifiquen los esfuerzos por promover la inversión responsable en la agricultura y aplaudió la aprobación por parte del G20 de la Declaración de Riad para el fomento de la inversión responsable en la agricultura y los sistemas alimentarios.

En la Declaración de Riad del G20 se pide que se apliquen instrumentos internacionales que orienten las inversiones públicas y privadas en la agricultura con miras a aumentar la productividad de manera sostenible, elevar los ingresos, fomentar un mayor crecimiento económico y crear oportunidades de empleo, en particular en beneficio de los pequeños productores y los agricultores familiares.

“Apoyaremos a los miembros del G20 y los Miembros de la FAO en conjunto a través de nuestros programas relativos a los Principios del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) para la inversión responsable, las Directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra y la Guía de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la FAO para las cadenas de suministro responsable en el sector agrícola”, afirmó el director general en referencia a instrumentos aprobados en el marco del CSA.

Pérdida y desperdicio de alimentos

La pérdida y el desperdicio de alimentos fue otro tema destacado del programa de la reunión ministerial, en la que los países abogaron por una mayor concienciación, prácticas novedosas y enfoques innovadores. Durante la reunión, el director general de la FAO destacó que “el establecimiento de una base de referencia de la FAO sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos contribuirá considerablemente a cuantificar los progresos y realizar un cambio”, en referencia a la edición de 2019 del informe sobre El estado mundial de la agricultura y la alimentación (SOFA).

Asimismo, señaló la intensa colaboración entre la FAO y el G20 para la creación de la Plataforma técnica sobre la medición y la reducción de las pérdidas y el desperdicio de alimentos e invitó a los países a sumarse a la celebración del primer Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, el 29 de septiembre.

Otras cuestiones clave: el agua, las plagas y enfermedades transfronterizas y la resistencia a los antimicrobianos

En la reunión también se dio especial importancia al agua. El director general de la FAO coincidió con la prioridad otorgada a la cuestión, ya que previsiblemente los efectos del cambio climático afectarán a la disponibilidad de agua y agravarán las inundaciones en las distintas regiones. Por ello, elogió la intención del G20 de trabajar en la gestión sostenible del agua y señaló que la FAO está preparada para contribuir, basándose en su marco para la aceleración de la labor encaminada a abordar la escasez de agua y su capacidad relativa a los datos digitales. Qu Dongyu observó que el SOFA 2020, que se publicará el mes que viene, se centrará en el agua y la agricultura. “Habida cuenta de que la agricultura emplea el 70 por ciento del agua dulce extraída en todo el mundo, se trata de una cuestión esencial para nosotros”, concluyó.

“Debemos hacer frente a todos los riesgos, incluidos los que plantean las plagas y enfermedades transfronterizas de los animales y las plantas. La FAO respalda la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF) y el Marco mundial para el control progresivo de las enfermedades transfronterizas de los animales, elaborado conjuntamente por la FAO y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).”

Qu Dongyu mencionó también la labor de la FAO en materia de resistencia a los antimicrobianos.

“Es necesario dedicar una gran atención a la cuestión de la resistencia a los antimicrobianos. Debemos seguir contrastando el uso inadecuado de agentes antimicrobianos en la agricultura y los sistemas alimentarios en todo el mundo. Quisiera además darles las gracias por su apoyo a los organismos de la Alianza Tripartita”, dijo el director general, en referencia a la colaboración entre la FAO, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la OIE con miras a la adopción de medidas colectivas para minimizar la emergencia y la difusión de la resistencia a los antimicrobianos.

“La FAO está comprometida y preparada para seguir trabajando con sus miembros en favor de la transformación de los sistemas agroalimentarios mediante mejoras en cuatro vertientes —una producción, una nutrición, un medio ambiente y una vida mejores— por un mundo mejor.”

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin