Análisis

Las salchichas pueden resultar peligrosas para los niños

Las salchichas industriales son de carne procesada y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), son poco saludables

Es un clásico, la mayoría de los niños rechazan la verdura y prefieren la comida rápida. Uno de sus platos preferidos son las salchichas, pero ¿sabías que este alimento quizá podría poner en peligro la salud de los más pequeños?

Los problemas derivados del tipo de alimentación que llevan los niños ha despertado la atención de numerosos estudios, centrados en analizar la calidad y compuestos de los alimentos que estos consumen. ¿Son las salchichas saludables? Te lo contamos.

Los peligros de las salchichas

Partiendo de la base de que las salchichas industriales son de carne procesada y que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), son poco saludables, este alimento puede provocar problemas en la alimentación de los niños, como por ejemplo:

  • Su forma. Es cilíndrica y suelen tener un ancho considerable. A pesar de cortarse en trozos, cualquier pedazo puede bloquear las vías respiratorias de forma inmediata y provocar la asfixia. De hecho, en Estados Unidos no deja de crecer el número de niños que fallecen comiendo perritos calientes.
  • Sus características. No suelen deshacerse con la saliva, por lo que mantienen su textura, a no ser que se mastiquen con extremo cuidado. Un niño no tiene la capacidad suficiente como para masticar más de 30 veces cada bocado, por lo que, lo más recomendable, como comprobarás en el siguiente apartado, es buscar otro tipo de soluciones.
  • El uso de salsas. La cátsup suele ser la preferida de los niños. Sin embargo, la mezcla con la salchicha puede convertirse en una pasta de complicada deglución.

Sin embargo, no hay que ponerse trágicos. Todo tiene solución en esta vida, y tus hijos podrán seguir comiendo salchichas si pones en práctica los consejos que ahora te detallamos.

Consejos para evitar problemas con las salchichas:

  • Ingrediente principal. Si puedes, escoge salchichas vegetales o de ave antes que de cerdo. Una dieta saludable protegerá la salud de tu ser más querido con facilidad.
  • El corte. Lo habitual es cortarlas en rodajas, pero si cada rodaja la partes en cuatro trocitos estarás garantizando que el niño pueda masticar mejor y evitar así la asfixia. Otra opción es hacer un corte trasversal a lo largo de la salchicha y luego cortar en otras dos mitades para que los trozos sean más pequeños y finos.
  • La seguridad. Aprende a hacer la Maniobra de Heimlich que te ayudará a liberar la tráquea en segundos. No dudes en informarte, ya que puedes salvar la vida de tu pequeño.
  • La edad de consumo de salchichas. Se recomienda esperar hasta los cinco años. Así, el niño podrá alertarte de que algo va mal y ya habrá adquirido la capacidad de poder reaccionar por sí mismo o de solicitar tu ayuda.
  • Mejor el clásico bocadillo de salchichas que un perrito caliente. El pan del primero es más duro y el niño sabrá que tiene que masticarlo mejor. Si la salchicha está bien cortada, no habrá problemas. El pan del segundo se ablanda y se trasforma en una bola difícil de tragar.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin