Análisis

México mantendrá crecimiento alimentario en la próxima década

Según las Perspectivas Agrícolas OCDE-FAO 2020-2029, en el mundo, se prevé que la pandemia reduzca la demanda en los próximos años y socave aún más la seguridad alimentaria

Ciudad de México, 15 de octubre de 2020.— Pese a que la lucha contra la pandemia mundial de covid-19 está causando una incertidumbre sin precedentes en las cadenas mundiales de suministro de alimentos, en la próxima década se espera que México mantenga un mínimo aumento en la producción de alimentos como maíz, 0.67 por ciento; trigo, 1.89 por ciento; carne de res, 1.19 por ciento; cerdo, 1.80 por ciento, y pollo, 1.41 por ciento, según el informe conjunto Perspectivas Agrícolas OCDE-FAO 2020-2029.

El informe genera buenas perspectivas en el potencial exportador del país. En 2019 México se consolidó como el principal exportador de aguacates del mundo con el 58 por ciento del mercado internacional y se espera que hacia la próxima década aumente su participación en 4.9 por ciento. Por otro lado, el país mantiene el liderazgo en la exportación de papaya que en 2019 aumentó en 7 por ciento el envío principalmente a Estados Unidos. Así también, se prevé un aumento en las exportaciones de mango, pues se espera que aumente la demanda proveniente de Estados Unidos.

En el ámbito mundial, según el informe OCDE-FAO, a corto plazo, las consecuencias económicas y sociales de la pandemia interrumpen unas perspectivas en general positivas a medio plazo de la producción agrícola y el consumo de alimentos a escala mundial.

Según un nuevo informe presentado hoy por Hubertus Gay, experto de la División de Comercio Agroalimentario y Mercados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y Sergio René Araujo Encisco, economista de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), los gobiernos se enfrentan al reto de elaborar políticas equilibradas que aborden las necesidades inmediatas —como la escasez de mano de obra—, y de crear condiciones duraderas para que el sector agrícola se pueda “reconstruir mejor”.

El informe conjunto Perspectivas Agrícolas OCDE-FAO 2020-2029 indica que en los próximos diez años el crecimiento de la oferta superará al de la demanda, lo que hará que los precios reales de la mayoría de los productos básicos se mantengan en sus niveles actuales, o por debajo de ellos. Las fluctuaciones de los factores que impulsan la oferta y la demanda podrían dar lugar a fuertes variaciones de precios. Al mismo tiempo, se prevé que la disminución de la renta disponible en los países y hogares de bajos ingresos por el covid-19 frene la demanda en los primeros años de esta perspectiva y socave aún más la seguridad alimentaria.

El aumento de la población mundial sigue siendo la causa principal del crecimiento de la demanda, aunque las pautas de consumo y las tendencias previstas varían de un país a otro en función de su nivel de ingresos y desarrollo. Se prevé que la disponibilidad media de alimentos per cápita alcanzará unas tres mil kilocalorías y 85 gramos de proteínas al día para 2029. Debido a la actual transición de la dieta mundial hacia un mayor consumo de productos animales, grasas y otros alimentos, se calcula que la proporción de alimentos básicos en la cesta de la compra disminuya para 2029 en todos los grupos de ingresos. En particular, se espera que los consumidores de los países de ingresos medios utilicen sus ingresos adicionales para cambiar sus dietas, pasando de alimentos básicos a productos de mayor valor. Mientras tanto, la preocupación por el medio ambiente y la salud en los países de ingresos altos debería impulsar la transición desde proteínas de origen animal hacia fuentes alternativas de proteína.

Se prevé que alrededor del 85 por ciento del crecimiento de la producción agrícola mundial en el próximo decenio provenga de mejoras en los rendimientos derivadas del mayor uso de insumos, inversiones en tecnología de producción y mejores prácticas agrícolas. Las cosechas múltiples al año representarán otro 10 por ciento del crecimiento de la producción, quedando un 5 por ciento restante para la expansión de las tierras agrícolas.

Para 2024, se prevé que la producción de la acuicultura supere a la pesca de captura como la fuente más importante de pescado en todo el mundo. Al mismo tiempo, se calcula que la producción ganadera mundial aumente un 14 por ciento, más rápido que el crecimiento esperado del número de animales. El uso de piensos se ampliará en línea con la producción acuícola y pecuaria, ya que las mejoras en la eficiencia de los piensos se verán contrarrestadas por un aumento de la intensidad de los mismos debido a la reducción de la agricultura doméstica.

La publicación Perspectivas Agrícolas OCDE-FAO 2020-2029 ofrece aportaciones basadas en evidencias para apoyar a los encargados de formular políticas en el desarrollo de un sistema alimentario mundial resiliente que afronte los desafíos a largo plazo de la seguridad alimentaria, el cambio climático, los medios de vida rurales y el uso de los recursos mundiales. Perspectivas Agrícolas es una iniciativa de colaboración entre la OCDE y la FAO, elaborada con aportaciones de expertos de sus gobiernos miembros y de organizaciones especializadas en productos básicos. Proporciona una evaluación consensuada de las perspectivas a diez años de los mercados de productos básicos agrícolas y pesqueros a escala nacional, regional y mundial.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin