Análisis

Mito o realidad: ¿El pozole engorda?

No hay ningún problema por comerlo, siempre y cuando se haga sin excesos y siguiendo algunas recomendaciones

Ciudad de México, 11 de septiembre de 2020.— El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dio a conocer en julio de 2018, que el pozole era un plato muy completo que contenía todos los nutrientes necesarios para una buena alimentación, pero, ¿es verdad o mito que el pozole es un platillo saludable en la dieta de los mexicanos?, para descubrirlo en Unotv.com nos dimos a la tarea de preguntar a los expertos.

La doctora Elvira Sandoval Bosch, académica del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) indica que el pozole cumple con las guías alimentarias vigentes para la dieta de la población mexicana, ya que en él se consumen tres tipos de alimentos necesarios para una buena alimentación.

Sandoval Bosch señala que para que el pozole sea una opción saludable a la hora de la comida este debe ser “una ración de tamaño chico o mediano máximo, donde se le pueda poner verduras, respetando la preparación del pozole, utilizando pollo, carne de cerdo e incluso camarón”.

Sin embargo, la académica indica que es importante evitar ciertos ingredientes en la preparación de este platillo mexicano, como es la cabeza de cerdo y no consumir complementos poco saludables como las tostadas fritas, el chicharrón, los tacos, la crema, chalupas o tamales.

“Obviamente no es un pozole de cabeza, grande con tostadas con crema, ya cuando hacemos estas combinaciones el pozole puede no ser el alimento más saludable, no en sí por la preparación, sino por cómo yo estoy combinando y qué alimentos estoy adicionando.”

Si en las próximas fiestas patrias, el pozole forma parte del menú la doctora Sandoval Bosch asegura que no hay ningún problema por comerlo, siempre y cuando se haga sin excesos y siguiendo algunas recomendaciones:

  • Comer solo un plato de pozole mediano
  • Preferir carne maciza de cerdo o pechuga de pollo
  • Desgrasar el caldo
  • Siempre ponerle la verdura, la lechuga, el rábano y la cebolla
  • No acompañar con tostadas que sean fritas

En caso de querer acompañar el pozole con tostadas, la experta en nutrición menciona que se deben preferir las tostadas deshidratadas por encima de las fritas, y será necesario reducir el tamaño del plato de pozole.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin