Análisis

Que la cuesta de enero no te cueste

Prevenir en diciembre para no sufrir en enero

Ciudad de México, 13 de enero de 2021.— En los primeros meses del año, los mexicanos experimentamos un círculo vicioso de deudas e insuficiencia económica debido a los malos manejos financieros hechos en diciembre, conocido como la cuesta de enero.

No cometas un error en diciembre que te cueste una crisis en enero.

Espera lo mejor y planea para lo peor

Es momento de tomar acciones para evitar que los problemas financieros se incrementen por sí solos al empezar el año.

Aquí te mostramos algunas:

Elabora un presupuesto

Para lograr un balance entre los ingresos y egresos, cuantifica mes a mes las entradas de dinero y los gastos, así visualizarás en qué meses debes ahorrar o con ese sobrante afrontar gastos no contemplados.

Ahorra

Asigna con prioridad alta una cantidad mínima mensual de tu ingreso al ahorro.

Ajústate a una cantidad

Mete a tu monedero o cartera una cantidad de dinero designada previamente al iniciar el día, así no estarás a merced de las tentaciones.

Sé un consumidor responsable

Compra solo lo que necesites y ajustado a tu presupuesto. Compara precios, alternativas de pago y calidad.

Utiliza un crédito solo si es necesario. Recurre a él siempre y cuando lo necesites. Además:

  • No uses tu tarjeta como dinero extra, es un instrumento financiero que incluye un precio por usarla (los intereses).
  • Considera todos los pagos mensuales que deberás hacer, pueden parecer pequeños, pero sumados representan una cantidad importante.
  • Cumple con tus pagos en la fecha acordada y evita pagar intereses moratorios con el fin de no perder el beneficio que pudiste haber adquirido con el descuento o promoción.

Planear qué hacer con tu dinero te traerá beneficios.

Empieza el año adoptando nuevas medidas de ahorro. Revisa los servicios contratados como: televisión por cable, internet, gas, telefonía, servicios de streaming, entre otros. Podrías encontrar servicios o planes de menor costo e incluso eliminar los poco o nada usados.

Revisa las coberturas de seguro que necesitas (salud, automóvil, educativos, de vida, entre otros), consulta opciones y condiciones sin perder de vista el beneficio de tu tranquilidad y bienestar de tu familia.

Si no cuentas con suficiente liquidez para afrontar los compromisos financieros y los gastos:

  • Puedes solicitar un crédito personal de acuerdo al monto que requieras, la idea es liquidar todas las cuentas por anticipado y dejar de generar más intereses y comisiones.
  • En caso de adeudos en varias tarjetas, consolida tu deuda. Compara comisiones y el interés anual. Si te es posible, empieza a liquidar con montos máximos y plazos mínimos.
  • El empeño también es una fuente de financiamiento para solventar deudas inmediatas. Antes de empeñar considera si tendrás los recursos para recuperar la prenda. Compara por lo menos en tres casas de empeño: la tasa de interés anual que cobran, el número de comisiones y el importe de estas.

Cada inicio de año es un periodo que muchos recorren cuesta arriba. Identifica tus gastos y programa los más importantes del año. Usa de la manera más eficiente tus recursos y así aligerarás la cuesta.

Comentarios

comentarios

Palabras clave

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin