Biotecnología Tecnología

Brasil pone el ojo en las oleaginosas

El Gobierno brasileño impulsa un ambicioso programa de agricultura familiar vinculada a la producción de oleaginosas, como parte de una estrategia para estimular la producción de ‘biodiesel’ a gran escala y reducir la dependencia al diesel del petróleo.

El presidente de Brasil Luis Inazio Lula da Silva encabezó el miércoles una ceremonia oficial en la localidad de Quixadá, estado de Ceará (norte), en la que inauguró una nueva planta de producción comercial de biodiesel de Petrobras Biocombustible, una filial de la petrolera estatal Petrobras.

Para Lula es una equivocación producir el biodiesel con la soja, que tiene su precio determinado por el mercado internacional, pues si comienza a subir mucho, como sucedió a comienzos de año, se encarece la producción del combustible alternativo.

La producción de biodiesel ya alcanza a 1.800 millones de litros anuales y el país está acumulando inventarios, pero todavía tiene que escoger las oleaginosas que produce más aceite por hectárea en un proceso que puede demorar cinco años, declaró.

Afirmó que si alguien dejara de destinar su tierra para producir biodiesel en vez de alimentos estaría cometiendo un error.

‘No creo que un ser humano normal vaya a dejar de producir combustible para su estómago para llenar el tanque de un automóvil’, dijo al afirmar que ambas prácticas son compatibles.

‘Nosotros tenemos una gran política de producción de alimentos y otra de producción de biocombustibles’, sostuvo al recontar iniciativas de apoyo y créditos a pequeños agricultores.

‘Nosotros los brasileños no podemos aceptar que apunten los dedos sucios de petróleo para Brasil que quiere producir un combustible limpio y renovable’, dijo en respuesta a los países que critican el impacto de los biocombustibles en los precios de los alimentos.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin