Biotecnología

Hongos benéficos para agricultura

Modificaciones del genoma de la planta convierten a hongos en organismos beneficiosos

Las plantas se aprovechan de mecanismos moleculares desconocidos para determinar qué les beneficia o perjudica. También permiten que los microorganismos puedan acceder a sus raíces a cambio de nutrientes esenciales del suelo. El hongo del suelo Colletotrichum Tofieldiae y la planta modelo Arabidopsis tienen esta relación, donde la planta acepta al hongo como un proveedor de fosfato cuando no tiene acceso a dicho mineral, pero lo rechaza cuando puede obtener productos de fosfato por sí sola. En este proceso, el sistema inmunológico de la planta juega un papel clave.

Un equipo de investigadores del Instituto Max Planck (Alemania) está estudiando los cambios que aseguran que el Colletotrichum Tofieldiae no tenga que soportar todo el peso del sistema inmunológico de la planta en determinadas condiciones. Los investigadores han descubierto que solo unos pocos cambios en el genoma de la planta son suficientes para convertir un patógeno en un socio aliado.

Los científicos compararon los genomas de varias cepas de la especie beneficiosa de Colletotrichum Tofieldiae con los genomas de sus primas patógenas. También investigaron los genes que los dos hongos activan cuando tienen acceso a una raíz. La investigación descubrió que los hongos beneficiosos y los patógenos tienen genomas similares, y que el cambio del patógeno a aliado se basa en un número relativamente pequeño de cambios genéticos. De los 13 mil genes, 11 mil 300 son idénticos. Durante ocho millones de años las dos especies divergieron, el hongo beneficioso ha ganado más de mil genes y ha perdido 198.

El equipo de investigación también descubrió que el hongo beneficioso o bien no ha leído los genes que ha heredado a través de su filogenia patógena o los lee muy tarde. “Llegamos a la conclusión de que la relación simbiótica se debe al hecho de que los genes responsables de la patogénesis del hongo permanecen apagados y no entran en juego”, explica uno de los investigadores.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin