Eventos

Inauguran en Morelos planta de bioinsumos de alto impacto

La planta produce bioinsumos a partir de microrganismos benéficos

En Xochitepec, Morelos, se inauguró la nueva planta de producción e investigación de bioinsumos de la empresa Biofábrica Siglo XXI, que ya aporta tecnologías que reducen el uso de químicos en cultivos agrícolas en 50 por ciento, y que con nuevos productos biotecnológicos, que desarrollará en estas instalaciones, proyecta que este porcentaje alcance 80 por ciento, lo que tendrá un invaluable impacto ecológico, productivo y económico para los agricultores de México.

La planta —que forma parte del Parque Científico y Tecnológico de Morelos— produce bioinsumos a partir de microrganismos benéficos (bacterias, hongos y otros microrganismos benéficos), que contribuyen a elevar rendimientos, reducir el impacto de insumos químicos al medio ambiente, hacer un uso más eficiente del agua, a la conservación y mejoramiento de los suelos e incluso generar resistencia en la planta al ataque de plagas y enfermedades.

En el acto inaugural de la planta, que requirió una inversión de 35 millones de pesos, el director de Biofábrica Siglo XXI, Marcel Morales Ibarra —quien estuvo acompañado por el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos; el director de la Financiera Nacional de Desarrollo (FND), Javier Delgado, y el gobernador de la entidad, Cuauhtémoc Blanco—, destacó que con el uso de biofertilizantes en cultivos como maíz o sorgo se aumenta el rendimiento entre 20 y 30 por ciento, disminuyendo el uso del fertilizante químico, que es el insumo más caro en la agricultura, hasta en 50 por ciento.

Detalló que la empresa que encabeza —pionera en producción de biofertilizantes desde hace 15 años– ya está trabajando en la investigación científica y el desarrollo de soluciones biotecnológicas de problemas como la roya del café, en Veracruz; la phitoptora en aguacate y cítricos, en Michoacán y Veracruz; la moniliasis del cacao (hongo que causa severos daños al cultivo), en Tabasco, y el pulgón amarillo en sorgo, en Morelos. Otro proyecto prometedor es el bioencapsulado de lenta liberación que permitirá aprovechar el fertilizante químico hasta en un 80 por ciento, ya que hoy solo se aprovecha 20 por ciento con los sistemas convencionales.

La planta de Morelos, que tiene una capacidad de producción de 200 mil litros de bioinsumos en forma inicial, será base de la investigación científica y el desarrollo de soluciones biotecnológicas para el agro mexicano. Aquí se conjuga la articulación entre los productores y la academia, ya que Biofábrica Siglo XXI colabora con centros de investigaciones de la UNAM, el IPN, el Conacyt, el INIFAP, universidades estatales e incluso con instituciones internacionales.

Información e imágenes: Biofábrica Siglo XXI

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin