Orgánicos

El café, una producción en manos sabias

El café no es un producto originario de México, sin embargo, ha sido cultivado con mucho aprecio por las sabias manos de nuestros pequeños productores

Ciudad de México, 13 de julio de 2020.— Para México, la caficultura es una actividad estratégica, de ella dependen muchos pequeños productores y alrededor de 30 grupos indígenas. Por eso el gobierno de México, pensando en el crecimiento de su producción, los beneficia con el Programa Producción para el Bienestar y los incentiva con una cuota de cinco mil pesos.

Así, al 28 de junio tenemos que los avances del Programa Producción para el Bienestar reportan la dispersión de 816.2 millones de pesos entre:

163 mil 739 productores y 185 mil 379 hectáreas de cultivo de café.

Los apoyos se entregan para productores de Chiapas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco, Guerrero, Puebla, Estado de México, Hidalgo, San Luis Potosí, Querétaro, Nayarit, Jalisco y Colima.

Las manos de los pequeños productores permiten que en México se produzcan variedades de cafés con excelente calidad, clasificadas dentro de las mejores del mundo, además el 90 por ciento de la superficie cultivada con el aromático se encuentra bajo sombra diversificada, lo que provee servicios ambientales a la sociedad y contribuye a conservar la biodiversidad.

Los caficultores del país son en su mayoría productores de pequeña y muy pequeña escala presentes fundamentalmente en 15 entidades de la República Mexicana. En el ciclo 2017-2018 las zonas cafetaleras del país abarcaron 712 mil hectáreas, en el 88.5 por ciento de esa superficie se cosechó cereza de café que alcanzó más de 859 mil toneladas de café cereza, cuyo valor se estima en más de cuatro mil 900 millones de pesos.

En México, la caficultura es importante por el número de productores que se dedican a ella, aproximadamente participan 500 mil cafeticultores en todo el país, somos uno de los principales países productores de café orgánico del mundo, variedad para la que se destina 3.24 por ciento del total de la superficie cultivada con el aromático.

Desde el punto de vista social, la importancia del café radica en que considerando a las familias productoras y al personal ligado a la transformación y comercialización del grano, alrededor de tres millones de mexicanos dependen del café en algún grado.

Cabe resaltar que el 92.1 por ciento de la producción de café cereza proviene de pequeños productores con superficies de cultivo no mayores a cinco hectáreas que han hecho del café su forma de vida y su medio de subsistencia.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin