Orgánicos

Les debes la vida a las plantas

La protección de las plantas es vital para el futuro de nuestro planeta, por eso 2020 es el Año Internacional de la Sanidad Vegetal

Ciudad de México, 26 de agosto de 2020.— Las plantas no son solo una buena adición al alféizar de tu ventana: son la fuente del 98 por ciento del aire que respiramos y del 80 por ciento de los alimentos que comemos. Lamentablemente, a menudo olvidamos cuánto les debemos. Descuidar la salud de las plantas puede tener resultados devastadores, no solo para las plantas en sí, sino también para los humanos y nuestro medio ambiente.

El cambio climático y las actividades humanas han alterado los ecosistemas, creando nuevos nichos donde las plagas y enfermedades pueden prosperar. Al mismo tiempo, el valor del comercio internacional de productos agrícolas casi se ha triplicado en la última década, aumentando en consecuencia el riesgo de brotes de plagas y enfermedades. Todo esto puede dañar gravemente la agricultura, poniendo en peligro los medios de vida y dejando a millones de personas sin alimentos suficientes.

Mantener las plantas saludables es de suma importancia y todos tienen un papel que desempeñar. Ya sea un agricultor, un legislador del gobierno o un turista, estas son algunas de las formas en que puedes ayudar:

1. No lleves plantas contigo. Es tentador llevarse a casa esa flor exótica de sus viajes, pero las plantas extranjeras pueden transmitir plagas y enfermedades invisibles. Cada año, hasta el 40 por ciento de los cultivos alimentarios mundiales se pierden a causa de plagas y enfermedades de las plantas, lo que genera pérdidas comerciales agrícolas anuales de más de 220 mil millones de dólares. Al igual que con la salud humana, la prevención es clave. Cuando viajes hacia y desde otros países, evita llevar plantas y productos vegetales (como frutas frescas, hierbas, etc.) para asegurarte de que no se introduzcan accidentalmente en tu país plagas y enfermedades extranjeras.

También debes tener cuidado al realizar pedidos de plantas y productos vegetales en línea o a través de los servicios postales, ya que los paquetes pueden eludir fácilmente los controles fitosanitarios habituales que son vitales para mantener nuestras industrias agrícolas a salvo de amenazas externas. La movilidad de las plantas y los productos vegetales está sujeta a los estándares internacionales para medidas fitosanitarias, por lo que debes asegurarte de que la empresa a la que realizas el pedido siga estos estándares.

2. Comercio de forma segura y de acuerdo con las normas internacionales. Muchos países dependen del comercio de plantas y productos vegetales para sostener sus economías. De hecho, el valor comercial anual de los productos agrícolas ahora es de 1.7 billones de dólares. Sin embargo, el comercio puede propagar rápidamente plagas y enfermedades de las plantas y dañar gravemente las plantas nativas y la biodiversidad. Los representantes gubernamentales y los responsables de la formulación de políticas deberían asegurarse de que han aplicado las normas de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF). Firmada por 184 partes contratantes, la CIPF es un tratado mundial que proporciona un marco internacional para proteger los recursos vegetales de plagas y enfermedades y promover el comercio seguro entre todos los países.

Cualquiera en los sectores del transporte y el comercio también puede practicar el comercio seguro. Asegúrate de que tu empresa haga cumplir la legislación fitosanitaria existente y busca la adopción de tecnologías innovadoras como la certificación fitosanitaria electrónica (ePhyto); al importar o exportar plantas y productos vegetales, te aseguras de que tus clientes estén al tanto de los riesgos asociados con el traspaso de plantas y productos vegetales a través de las fronteras y que estén al tanto de las mejores prácticas a seguir.

3. Promover y adoptar soluciones de control de plagas y enfermedades más sostenibles. Las plagas y enfermedades de las plantas son una de las principales causas de la pérdida de biodiversidad y la mala salud de las plantas. Son responsables de 220 mil millones de dólares en pérdidas de valor de cultivos. Sin embargo, debemos abordar las plagas y enfermedades de manera respetuosa con el medio ambiente y minimizar el uso de plaguicidas peligrosos. Los pesticidas pueden matar a los polinizadores e insectos beneficiosos, que son enemigos naturales de las plagas y cruciales para un medio ambiente saludable. Se trata de información importante no solo para los agricultores sino también para los responsables de la formulación de políticas, que deberían fomentar el uso de alternativas sostenibles, siempre que estén disponibles.

Las soluciones más sostenibles son el corazón del Manejo Integrado de Plagas, un enfoque basado en el ecosistema que se enfoca en la prevención a largo plazo mediante una combinación de técnicas como control biológico, bioplaguicidas, cultivos intercalados, barreras físicas como cobertura de árboles, mosquiteros y buen flujo de aire, y el uso de variedades de semillas resistentes a plagas o enfermedades.

Los ciudadanos pueden apoyar la sanidad vegetal comprando productos de granjas que utilizan enfoques ecológicos para el control de plagas, incluidos fertilizantes biológicos y bioplaguicidas.

4. Utiliza materiales de siembra libres de plagas y enfermedades. Una forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente de mantener las plantas sanas es utilizar materiales de siembra libres de plagas y enfermedades y controlar las plantas en busca de plagas y enfermedades antes de reproducirlas. Los agricultores deben evitar los sistemas de monocultivo siempre que sea posible y utilizar sistemas más sostenibles como los métodos de rotación de cultivos que favorecen la biodiversidad y suprimen la acumulación de plagas y patógenos.

2020, Año Internacional de la Sanidad Vegetal

Los próximos meses son una oportunidad importante para crear conciencia mundial sobre cómo la protección de la salud vegetal puede ayudar a acabar con el hambre, reducir la pobreza, proteger el medio ambiente e inspirar a todos a tomar medidas concretas.

Mantener nuestras plantas saludables es vital para lograr no solo el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 2, Hambre Cero, sino también todos los demás Objetivos de Desarrollo Sostenible. Haz que este sea el año en el que tomes medidas y participes.

Comentarios

comentarios

Palabras clave

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin