Pecuario y Pesquero

Control de enfermedades metabólicas: Hipocalcemia subclínica



Hipocalcemia subclínica está relacionada con al menos 14 enfermedades

Con el inicio de la lactación, la mayoría de las vacas experimentan cierto grado de hipocalcemia. La hipocalcemia es el resultado del flujo repentino de calcio sanguíneo al calostro, esto se origina debido a las altas concentraciones de calcio que contiene (0.26 por ciento). Si una vaca produce diez litros de calostro, estará perdiendo alrededor de 26 gramos de calcio. Durante las primeras 24 horas después del parto, la cantidad de calcio en el calostro es nueve veces superior al calcio disponible en el plasma.

Hipocalcemia subclínica. Tiene una prevalencia alta de 60 por ciento y su importancia radica en que su presentación favorece la aparición de otras enfermedades relacionadas con el parto y genera una reducción de hasta un 14 por ciento en la producción de leche, causando grandes pérdidas económicas para el hato. Los principales signos de la hipocalcemia subclínica son: rumen, útero, abomaso e intestinos atónicos. En la práctica clínica con anterioridad se daba mayor importancia a las vacas caídas y poca atención a las vacas con hipocalcemia subclínica.

Hoy se ha encontrado que la hipocalcemia subclínica está relacionada con al menos 14 enfermedades, ya que genera problemas de contracción de musculatura (principalmente lisa) y por lo tanto, favorece desórdenes como: indigestión simple, ruminal (por falta de motilidad), desplazamiento de abomaso, distocias, prolapsos uterinos, retención placentaria, incremento en la incidencia de mastitis, un mayor número de días abiertos, endometritis, cetosis, involución uterina más lenta y ovulación retardada.

Información e imágenes

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo