Pecuario y Pesquero

Daneses, los que menos trabajan para comprar un bistec



En Dinamarca solo hay que laborar 1 hora para ganarse un bistec. Sin embargo, un obrero indonesio debe trabajar más de 23 horas para obtener su ración

Mientras que en Copenhague solo hay que trabajar una hora para ganarse un bistec, en Yakarta se necesita todo un día, según un estudio encargado por la empresa Caterwings sobre el acceso a la carne de los trabajadores que ganan el salario mínimo.

En el estudio, Dinamarca se sitúa como uno de los países con los salarios mínimos más altos, y en cambio no tiene “una carne realmente más cara que la media mundial”, según Caterwings, lo que explica el fácil acceso a la carne para los daneses.

Los siguen de cerca sus vecinos suecos, que deben trabajar poco menos de hora y media para ganarse su ración de carne roja. Al asalariado de base australiano le hace falta exactamente una hora y media para poder comprar un bistec, en un país que consume la mayor cantidad de proteínas animales, según este inédito estudio.

Titulado Meat Price Index de 2017, el estudio realizó una incursión en los niveles de precios relativos de los bienes y la mano de obra. Según Caterwings, se comparó el costo de la carne de res, pescado, pollo, cerdo y cordero en las ciudades más grandes de cada país con el salario mínimo y luego se hicieron cálculos para determinar su accesibilidad.

Por ejemplo, el trabajador indonesio que se sitúa en el nivel salarial más bajo, tiene que laborar más de 23 horas y media para obtener su ración de carne. En Estados Unidos, la misma ración se conseguirá con algo más de dos horas y media de trabajo.

La investigación se concentró en los países que producen y consumen más proteínas animales, precisó Caterwings, una empresa que pone en contacto a mayoristas de alimentación y empresas.

Los datos se obtuvieron analizando los precios de la carne en las ciudades más grandes de cada país.

Información e imágenes

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo