Pecuario y Pesquero

El atún es nutritivo, delicioso y es para todos

José Alberto García Canchola, director de operaciones de Grupomar

Alejandro Barragán

Ciudad de México, 18 de diciembre de 2020.— Al ingerir atún el cuerpo humano adquiere entre un 18 y un 23 por ciento de proteína natural directa, es un ingrediente que te nutre, los ácidos grasos que contiene el atún, y otras especies como el salmón o las sardinas, ayudan al sistema inmunológico y a la prevención de enfermedades cardiovasculares. Cuando comemos atún consumimos un producto saludable y nutritivo, además es una proteína barata.

José Alberto García Canchola, director de operaciones de Grupomar, conversó en exclusiva para 2000Agro sobre el atún y su importancia nutricional y económica para México.

Grupo Marítimo Industrial, Grupomar, es un conjunto de empresas que tienen tres divisiones importantes: la columna vertebral de esas divisiones es la pesca con seis barcos atuneros actualmente. Dependen específicamente de lo que puede hacer su flota para abastecer la materia prima, el atún, y complementarla con materia prima que se compra para sostener el nivel de crecimiento que tiene la parte industrial.

Esa parte industrial es la segunda división, con una planta ubicada en Manzanillo, Colima, donde se producen poco más de millón y medio de latas de atún diariamente en sus diferentes presentaciones y que está apuntalada por otra planta donde fabrican sus propios empaques, hacen latas y tapas abre fácil que abastece al sector atunero.

La tercera división es la de servicios, una gama de empresas que proveen de diferentes servicios a la flota: electrónica, eléctrica, soldadura, mantenimiento de redes, renta de helicópteros para operaciones pesqueras.

Grupomar produce alrededor del 35 o 40 por ciento del consumo de atún en México y 90 por ciento de las especialidades como ensaladas y otros productos como sardina, exporta a 11 países en América Latina, Estados Unidos, Canadá, y recientemente a los Emiratos Árabes Unidos y Qatar. El grupo da empleo a casi tres mil personas en México, es una de las empresas más relevantes debido a esa generación de empleos en Colima.

“El sector de alimentos es el que sigue en orden de importancia para hacer que la cadena de suministros funcione y los países no se detengan. El alimento, con pandemia o sin ella, con terremotos, inundaciones, con cualquier tipo de calamidades, tiene que llegar a los habitantes. En ese sentido el sector pesquero es estratégicamente clave porque lo que produce y nos permite elaborar alimentos de altísima calidad de proteína, hoy la persona que consume atún está recibiendo proteína de verdad, está ingiriendo un alimento muy nutritivo por los altos contenidos de omegas”, aseguró Alberto respecto a las afectaciones al sector pesquero debido al covid-19.

De acuerdo con José Alberto, la pesca es un sector muy descuidado en México, la pesca que puede dar la cara por todo el sector es la pesca de altura. Sin embargo, la pesca costera y ribereña está en un abandono terrible. Cada vez enfrenta más problemas regulatorios, climáticos, es una pesca más compleja, más distante, más costosa, enfrenta regulaciones nacionales e internacionales, hay superficies de pesca que se han quitado para hacer reservas naturales o áreas protegidas. Asimismo, dijo, enfrenta una competencia desleal porque no tiene incentivos, es muy desigual surtir el combustible comprado en México contra los precios internacionales, hay una diferencia de más de 50 por ciento.

Por otra parte, aseguró que la sustentabilidad es un tema elemental en estas circunstancias del mundo pensando para hoy y pensando en las nuevas generaciones. Hoy tenemos que ser extremadamente responsables, con una pesca que cumpla con estándares internacionales. “Somos parte de una operación que de no cuidarse puede tener problemas de sostenibilidad, el recurso puede llegar a estar en su máximo nivel sostenible si la demanda sigue creciendo y no se atiende la sustentabilidad podemos tener problemas en el corto, mediano y largo plazo”, sentenció.

“En la actividad que realizamos debes ser muy responsable y para ellos no hay más que apegarse a los lineamientos, en nuestro caso, en la zona del océano Pacífico Oriental, de la cual formamos parte, existe la Comisión Interamericana del Atún Tropical, formamos parte de la Alianza del Pacífico para la pesca de atún sustentable, y evidentemente están todas las normativas internacionales para cuidar el recurso. Hoy por hoy, Grupomar se apega incluso a los objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU”, afirmó.

Aseguró que Grupomar trabaja constantemente para disminuir el impacto que genera su actividad pesquera y para que dicha actividad sea congruente con el mundo en el que vivirán las futuras generaciones.

Asimismo, declaró que a escala mundial se pescan alrededor de cinco millones de toneladas de atún al año. El principal país consumidor de atún es Tailandia, le siguen Ecuador, Filipinas, España y México. En nuestro país se producen alrededor de 170 mil toneladas de atún al año.

“El consumo per cápita de atún en Europa es alrededor de 20 latas al año, en cambio en México apenas llegamos a nueve latas. Todavía existe un área de oportunidad muy grande, hay opciones de crecimiento pero hay que hacer labor para llegar a los consumidores.

“La pesca atunera aporta alrededor de 800 millones de dólares anuales a la economía mexicana, de igual manera genera alrededor de 75 mil empleos directos, pero aún falta mucho por hacer, faltan muchos hogares mexicanos a los cuales llegar”, aseguró.

José Alberto afirmó que el atún es un elemento esencial en todas las despensas mexicanas. “Eso nos motiva a trabajar para generar más volumen porque creemos que el mercado aún tiene margen para hacer para llegar a más ciudadanos mexicanos así como para abrir más mercados en el extranjero.”

La venta del atún en México es cíclica, en los meses de noviembre y diciembre se hace inventario porque la Cuaresma es la ola alta de consumo, después de Semana Santa el consumo decae para los meses de mayo a julio, después vuelve a tomar su rumbo, así el ciclo se repite.

En 2020 en Grupomar se vivía este nivel alto de consumo cuando aparecieron las compras de pánico originadas por el covid-19, “todo mundo quería abastecerse de inventario, y nos toma en esa curva alta, desde que empezó esto (la pandemia) no hemos tenido un momento de descanso, afortunadamente, a diferencia de muchos sectores en el país que tuvieron que parar”, declaró.

Esa demanda fue muy fuerte y tuvo un pico extraordinario en los meses de abril y mayo de 2020. “Sábados, domingos, días festivos, todo el tiempo que podía trabajarse se trabajaba, agradecemos la contribución de todos los que trabajamos en esos días, desde el más alto ejecutivo hasta el obrero más humilde, todos trabajamos con las medidas de salud e higiene necesarias y logramos abastecer a las cadenas con esta demanda excepcional”, reconoció.

Respecto a aquellos empleados que tuvieron que guardar cuarentena por sospecha de covid-19, Alberto refirió que debido a los principios rectores de la Secretaría del Trabajo, de Salud, y Cofepris se tomó la decisión de mandar a casa a la población considerada vulnerable, alrededor de 300 personas, todos esos costos los absorbió la empresa. Los puestos que podían hacerlo hicieron home office, pero las actividades nunca pararon.

Medidas sanitarias como cofias, cubrebocas y gel sanitizante eran ya elementos presentes en la vida laboral de Grupomar, la pandemia no los obligó a implementar nada nuevo salvo en el aspecto de mantener la sana distancia, para lo cual se hicieron ampliaciones en el comedor así como modificaciones en las rutas de transporte de personal; asimismo, se instalaron cámaras termográficas y túneles sanitizantes. Gracias a todas las medidas adoptadas no se tuvo ninguna baja en la empresa por covid-19, muchos de los trabajadores reconocieron sentirse seguros en su lugar de trabajo.

Grupomar tiene varios certificados, los más relevantes son una Certificación BRC nivel A (la más alta que se puede conceder) otorgada por Inglaterra en materia de seguridad e inocuidad alimentaria. También tiene las certificaciones de Industria Limpia, ISO 9000 en su versión 2015, Empresa Familiarmente Incluyente, Empresa Socialmente Responsable, entre otros. “Con todas estas prácticas te vuelves muy disciplinado porque estas certificaciones son constantemente revisadas por casas auditoras a nivel internacional. Tienes que estar en condiciones de mejora continua”, confesó.

“Procuramos que todas estas certificaciones que nos respaldan como una empresa responsable y un buen lugar de trabajo sean asimiladas de esta forma por el personal que aquí labora, no queremos que sean solamente un papel enmarcado en las paredes”, aseguró Alberto.

“Siempre procuramos que existan condiciones laborales favorables, capacitación, talleres, acciones preventivas, el desarrollo de competencias laborales, tenemos una guardería para madres trabajadoras que atiende a 250 niños; asimismo, existe la idea de construir otra guardería con la misma capacidad en un futuro próximo”, detalló.

Grupomar recibe alrededor de 11 auditorías en el año por parte de diferentes casas auditoras además de las revisiones que mandan sus propios clientes, algunos de ellos tienen sus propios protocolos de seguridad, inocuidad, control de calidad así como sus propias casas auditoras.

Por otra parte, los donativos en atención a grupos vulnerables son una mística del grupo. “Tenemos por política el donativo, por lo menos en los estados de Jalisco y Colima, mes con mes donamos producto a casas hogar, casas de ancianos, estancias infantiles, incluso el Cereso.

“Ante contingencias serias o desastres naturales el grupo mantiene esa mística de regresar algo de lo que la sociedad nos ha dado. Este es un programa permanente de apoyos y donativos en especie para gente que en esos momentos lo requiere”, aseguró.

Finalmente, José Alberto García Canchola dirigió un mensaje a los lectores de 2000Agro: “Tengan confianza en lo que hacemos, el atún es un alimento nutritivo, saludable y con costos accesibles. México requiere cambiar hábitos alimenticios, hay normativas que están entrando en el país: de etiquetado frontal, normativas muy exigentes que le van a hacer ver a la gente cómo es que se debe dar este cambio gradual de hábitos alimenticios. El atún es para todos, consúmanlo.”.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin