Pecuario y Pesquero

Estereotipias: indicadores conductuales del estado de los animales



Una estereotipia se reconoce generalmente porque hay una secuencia de movimientos que se repite varias veces con poca o ninguna variación

Desde hace tiempo se sabe que algunos animales enjaulados en zoológicos, al igual que algunos prisioneros humanos en celdas de aislamiento, realizarán el mismo recorrido una y otra vez. Del mismo modo, las aves en jaulas pequeñas volarán o saltarán de palo en palo, siguiendo el mismo recorrido. Estos movimientos son conocidos como estereotipas. Una estereotipia es una repetición, relativamente invariable, de una secuencia de movimientos que no tiene ningún propósito obvio.

Una estereotipia se reconoce generalmente porque hay una secuencia de movimientos que se repite varias veces con poca o ninguna variación. Sin embargo, el repertorio conductual de los animales incluye muchos ejemplos de patrones de acción repetida, por ejemplo caminar, volar, aletear y varios comportamientos, que no serían llamados estereotipos. A pesar de que estos movimientos no son de ninguna ayuda a los animales, son un indicador pobre de la falta de bienestar. Las siguientes estereotipias se observan a menudo en animales en cautiverio:

• Realizar el mismo recorrido constantemente.
• Mecerse o balancearse.
• Frotarse.
• Patear el suelo y patear el establo.
• Movimientos de cabeza como asintiendo.
• Masticar el aire.
• Poner los ojos en blanco.
• Enrollar la lengua.
• Chupar la cama.
• Morder el bebedero.
• Morder los barrotes de la jaula, la correa o el pesebre.

Este tipo de comportamiento se considera un indicador conductual de falta de bienestar y se propaga fácilmente entre todos los animales, especialmente porque todos ellos están en las mismas condiciones y son muy propensos a sufrir los mismos problemas de bienestar.

Información e imágenes

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo