Pecuario y Pesquero

Evaluación del bienestar animal en el matadero



El bienestar puede valorarse mediante la observación directa de los animales, del ambiente en el que se alojan o la forma como se manejan

La evaluación del bienestar animal debe tener un enfoque multifuncional, en el que debe evitarse el uso de un único valor o indicador, ya que a menudo resultará insuficiente para evaluar el estado general de un animal o población de individuos. Del mismo modo, cuando se aborda la cuestión del bienestar animal en el matadero, deben considerarse las diferentes etapas por las que pasa el animal. Esto incluye la llegada y descarga, la estancia en los corrales o zona de espera, la conducción al sacrifico, el aturdimiento y el sacrificio.

El bienestar puede valorarse mediante la observación directa de los animales, del ambiente en el que se alojan o la forma como se manejan. La mayoría de la legislación existente en los países en los que el bienestar animal se considera dentro de un ámbito legal, se basa en medidas relacionadas con el ambiente en el que se alojan, controlando aspectos como la disponibilidad de espacio, tamaño y tipo de grupos, estado de los suelos y rampas, tamaño o número de los bebederos, etc. Estos factores deben considerarse en realidad como factores de riesgo en relación con el bienestar animal. Es decir, un suelo en mal estado en un pasillo no implica por sí mismo un problema de bienestar para un animal que tiene que pasar por ese pasillo, pero sí supone un riesgo mayor de lesiones para el propio animal, por lo que la principal crítica que reciben algunos de los parámetros basados en las instalaciones e incluso el manejo es que no reflejan realmente el estado de los animales o el trato que reciben estos en un momento determinado, sino que suponen solo amenazas a corto o largo plazo para su bienestar.

Sin embargo, en un sistema de asesoramiento en bienestar animal deben tenerse en cuenta los factores basándose en las instalaciones y en el manejo por tres razones:

• Hay algunos problemas de bienestar animal que tienen frecuencias tan bajas que aun estando presentes podrían no detectarse si se utilizan únicamente los indicadores directos de los propios animales y en cambio la evaluación de estos factores de riesgo permite solucionarlos.

• La identificación de esos factores permite ser más rápidos en la resolución de un problema al unir causa-efecto en el animal.

• Pueden utilizarse como herramienta de prevención a corto, mediano y largo plazo.

Información e imágenes

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo