Pecuario y Pesquero

Las sardinas no saben de virus ni de pandemias

Antonio de la Llata, presidente del Comité Nacional de Pelágicos, habló de nueva cuenta con 2000Agro

Alejandro Barragán

Ciudad de México, 17 de noviembre de 2020.— Antonio de la Llata, presidente del Comité Nacional de Pelágicos, conversó de nueva cuenta con 200Agro sobre el inicio de la temporada de pesca de sardina en el golfo de California, así como de la nueva normalidad en el sector pesquero a causa de la pandemia por covid-19.

La temporada de pesca de sardina en el golfo de California comenzó en octubre, la flota comenzó a salir de manera escalonada después de los tres meses de paro técnico, un periodo de descanso para que la especie pueda reproducirse y la pesca sea sustentable.

“Como todos los años, hacemos nuestro mejor esfuerzo siempre con la incertidumbre de lo que nos proveerá la naturaleza”, aseguró Antonio.

De acuerdo con sus pronósticos, la industria de la sardina espera una pesca de alrededor de 360 mil toneladas en los próximos nueve meses. Este pronóstico se realiza con base en la pesca de años anteriores, así como en la evidencia de biomasa que encuentra el Instituto Nacional de la Pesca y Acuacultura (Inapesca) en sus cruceros exploratorios.

“La sardina y los pelágicos menores no saben nada de pandemias, mientras podamos mantener a las embarcaciones y las plantas productoras activas no debería haber afectaciones en el volumen de captura de estas especies, los problemas originados por este problema y de salud son más de la tierra”, dijo.

Asimismo, Antonio recordó que en la primera etapa de la pandemia, cuando la información acerca del covid-19 era incierta y había un nivel muy alto de pánico, las personas compraron productos perecederos a diestro y siniestro, “los enlatados se vieron muy demandados, nos quedamos casi sin inventario”. Actualmente, afirmó, las personas están más tranquilas, se tiene más información sobre el virus y las compras de pánico cesaron.

“Al principio no se tenía certeza de qué iba a pasar con la economía, nosotros mismos compramos una cantidad desproporcionada de latas, etiquetas y cartón”, informó.

Por otra parte aseguró que al cambiar el semáforo epidemiológico fue posible que los empleados y pescadores que pescan y trabajan en las plantas procesadoras de sardinas y pelágicos menores se reintegraran de paulatinamente a sus trabajos y hoy prácticamente todos están laborando ya con las medidas de higiene que exige la pandemia. Ninguno de estos trabajadores dejó de percibir su sueldo durante la cuarentena impuesta.

Antonio de la Llata dirigió una invitación a los lectores de 2000Agro: “Consuman sardina, es muy nutritiva, alta en proteína, calcio y omega-3, es un producto nacional sin conservadores, uno de los mejores alimentos que pueden consumir”, finalizó.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin