Pecuario y Pesquero

Ley COOL provoca pérdidas millonarias a ganaderos en México

Dicha legislación contradice el principio básico del TLCAN, que consiste en darles a los productos de importación provenientes de los países miembros, el mismo tratamiento que a los productores nacionales, consideró el senador Heladio Ramírez López

MÉXICO.— A causa de la Ley de Etiquetado de Origen, mejor conocida como COOL, en 2009 los ganaderos mexicanos perdieron más de 12 mil millones de pesos, ya que dicha legislación contradice el principio básico del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que consiste en darles a los productos de importación provenientes de los países miembros, el mismo tratamiento que a los productores nacionales, consideró el senador Heladio Ramírez López.

El líder del Frente Nacional de Legisladores del Sector Rural manifestó que los argumentos de las autoridades sanitarias de Estados Unidos para sustentar la violación al principio “trato nacional” se basan en que México no cuenta con un sistema confiable de sanidad animal que garantice que los sitios de origen del ganado mexicano estén libres de enfermedades trasmisibles a los seres humanos.

Ramírez López aseveró que los productores ganaderos han sido muy exigentes para cuidar que su ganado esté libre de cualquier enfermedad y han participado en todas las campañas erradicando males como la fiebre aftosa y la encefalitis equina venezolana, además de tomar las precauciones sanitarias adecuadas para evitar el ingreso al país de la enfermedad de las “vacas locas”.

Sin embargo, dijo que se debe reconocer que el sistema de sanidad animal en México “es muy inferior al de Estados Unidos, no solamente por nuestras evidentes asimetrías presupuestales, sino porque desmantelamos lo que ya habíamos construido”.

Durante una reunión de trabajo —a la que asistió Osvaldo Cházaro Montalvo, líder de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas— el senador Heladio Ramírez López aseguró que la ganadería en México atraviesa por una etapa crucial y señaló que 500 mil productores de becerros con casi 12 millones de cabezas, han esperado inútilmente la respuesta de los apoyos gubernamentales a cinco millones de animales que no cuentan con ningún soporte del programa ganadero.

A lo anterior —dijo— hay que señalar la insistencia en las negociaciones de un Tratado de Libre Comercio con Brasil, que consideró el legislador, “sería desastroso para el sector agroalimentario de México debido a las enormes desigualdades entre las dos economías, que van desde la competitividad hasta el proteccionismo con barreras fitosanitarias”.

En este caso, indicó, particularmente los avicultores han alertado sobre las claras desventajas para esa rama de producción, ya que Brasil es el tercer productor mundial de pollo y pavo.

El senador afirmó que “las dificultades que hoy viven los ganaderos son grandes, y deben ser abordadas de manera integral y detallada, pues el gobierno tiene la responsabilidad de replantear su política ganadera y levantar la voz para defender a los productores de los efectos perniciosos de una competencia asimétrica y desleal con nuestros socios comerciales”.

2000 Agro

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin