Pecuario y Pesquero

Prevención de enfermedades vacunas

Tratamiento y prevención de lipidosis hepática (hígado graso)

El tratamiento consiste generalmente en la aplicación de 25 ml de CatosalMR (Butofosfan + Vitamina b12) por cinco días o bien, un frasco de suero glucosado al 50 por ciento por vía iv bid durante 12 días. Si no responde adecuadamente al tratamiento, debe administrarse un litro de propilenglicol durante cuatro o cinco días. Si continúa sin responder, también puede aplicarse Dexametasona 20 mg en dosis única por vía im para estimular la gluconeogénesis. Es importante hacer un diagnóstico de desplazamiento de abomaso o atonía ruminal en las vacas afectadas por esta enfermedad y evaluarlas a los ocho días después del tratamiento, principalmente para saber si han reaccionado favorablemente al mismo.

Prevención: En un estudio realizado en distintos establos del Estado de México, se evaluó la presencia de cuerpos cetónicos, en una población aproximada de dos mil vacas, los resultados fueron alarmantes, ya que se detectó la presencia de cuerpos cetónicos en porcentajes del 30 al 40 por ciento. Lo más relevante del estudio fue que en solo uno de los establos, no se detectó ninguna vaca con presencia de cuerpos cetónicos, el hecho se atribuyó a que en ese establo se agregaban en la dieta diaria, de dos a tres kilos de semilla de algodón por vaca. Por tal motivo, se recomienda incluir en la dieta de las vacas antes del parto, la semilla de algodón (en la misma proporción) así como la cascarilla de algodón o soya, para que la vaca no pierda peso, ni cc después del parto. Se ha encontrado también que los carbohidratos no procedentes de la fibra (cnf) generalmente tienen más contenido energético y en las vacas promueven mayor ingesta de alimento, en comparación con los alimentos con elevado contenido de fibra. Al incrementarse el consumo de energía durante el preparto, se aumenta el cms y esta relación se mantiene en la etapa posparto. Por ello, las vaquillas necesitan ser alimentadas con una dieta más alta en proteínas que la de las vacas adultas, con el fin de cubrir sus requerimientos de crecimiento y compensar así su ingestión más baja de alimento.

La utilización de raciones mezcladas facilita el uso de aditivos (como la melaza), los cuales promueven el cms. De acuerdo con lo anterior, se han realizado cambios en el factor nrc 1989, debido a que no cumplía con los requerimientos de las vacas lecheras modernas. Ahora, el factor nrc 2001 ha reducido el porcentaje de fdn y fda, para incrementar el consumo de energía.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin