Redes ilegales afectan vida marina en Tonalá

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Print this page

Las redes pequeñas atrapan una variedad de especies que no deberían ser pescadas o ejemplares muy pequeños que mueren, lo que disminuye la población a futuro

Aunque existen restricciones para el tamaño de las redes que los pescadores pueden utilizar para la captura de especies como la mojarra, una de las principales especies que se pescan en las aguas del Golfo de México, así como regulaciones similares para la pesca de especies en el río Tonalá, en la congregación pesquera se hace uso de técnicas poco sostenibles que tienen como resultado el desecho de ejemplares jóvenes o se captura por accidente fauna de acompañamiento.

En la ribera del río Tonalá ya es común encontrar peces muertos, la mayoría de tamaño pequeño, que son desechados por los pescadores de las distintas cooperativas de la congregación cuando descargan el producto capturado.

Esta situación ha ayudado a evidenciar la utilización de redes ilegales y técnicas prohibidas por las leyes de protección ambiental como la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables así como numerosas disposiciones y recomendaciones emitidas por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

De acuerdo con estas regulaciones, los pescadores que tienen el río Tonalá como principal zona de trabajo tienen permitido el uso de redes de tres pulgadas como mínimo, esto precisamente para evitar la captura de pescados muy pequeños y no afectar el ciclo de reproducción de las especies.

En cuanto a las aguas del Golfo de México, para la captura de mojarra, se recomienda utilizar redes con luz de malla (la distancia del espacio que existe entre cada nudo de la red) de un medio de 88.2 milímetros (3.5 pulgadas a cuatro pulgadas), debido a que al utilizar redes de dos pulgadas se capturaba un alto porcentaje de otras especies como lobina de talla pequeña, por lo que con objeto de coadyuvar con un aprovechamiento responsable y sustentable, para la captura de lisa, la luz de malla será de 102 milímetros (cuatro pulgadas) como mínimo.

De acuerdo con la organización Slow Fish, “muchas especies, aun en vías de extinción, son capturadas sin razón alguna y después devueltas al mar, con frecuencia ya muertas. Estas pérdidas ‘colaterales’ (bycatch) alcanzan en ciertos casos el 80 por ciento o incluso el 90 por ciento de lo pescado”.

Sobre el tema, pescadores de las cooperativas de El Muelle han revelado que muchos de sus compañeros de Tonalá utilizan redes de hasta media pulgada, así que capturan peces demasiado pequeños para ser comercializados y con el “golpeteo” quedan muy lastimados como para ser regresados al río, por lo que son desechados y mueren.

A finales de mayo, decenas de peces fueron desechados en el brazo del río Tonalá conocido como río La Candelaria, esto para evitar ser detectados por las autoridades portuarias y las multas correspondientes.

Otra de las técnicas prohibidas y penadas por la ley que comúnmente utilizan los pescadores hidrómilos es la conocida como “el copo”, que consiste en la utilización de redes de arrastre que son instaladas a lo ancho del afluente, pero en medio se coloca una red camaronera que por su tamaño tan pequeño, arrasa con todo a su paso, incluidas tortugas, moluscos y corales.

De acuerdo con la Secretaría de Marina, este tipo de redes están prohibidas por la ley, no por haber veda alguna vigente, simplemente porque hacen daño a las especies acuáticas y al ecosistema y su prohibición es permanente; en la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables se establecen las infracciones para quien utilice artes de pesca prohibidas y no permitidas por la secretaría, como multas que van desde los 101 a mil días de salario mínimo vigente.

Ante esta situación, con la llegada de la Secretaría de Marina al puerto de Tonalá debería haber más vigilancia para el cumplimiento de las leyes en materia de producción pesquera local, pues estas prácticas no solo dañan al ecosistema, sino que a la larga afectan al mismo sector pesquero al reducir la población de especies.

Información e imágenes

  • Etiquetas

  • Comentarios

    comentarios