Pecuario y Pesquero

Relación entre bienestar de los animales y el nivel de producción



Evaluar comportamiento de animales de granja ayuda a detectar afectaciones a su bienestar

Una de las definiciones más reconocidas de bienestar animal fue planteada por Broom, quien señalaba que es “el estado de un animal en relación a sus intentos por adaptarse o sobrellevar su medio ambiente”. Años después, el Consejo Británico para el Bienestar de los Animales (Farm Animal Welfare Council) publicó lo que se conoce como las cinco libertades de los animales: Estar libres de sed, hambre o malnutrición; ser libres de expresar su comportamiento normal y no padecer miedo y angustia.

La evaluación del comportamiento de los animales de granja (aves, cerdos, bovinos, ovinos y otros) es una herramienta invaluable para detectar si estamos haciendo intervenciones que afectan su bienestar. Cuando hacemos intervenciones en la infraestructura y el manejo de los animales, como podría ser un cambio del tipo de piso del vehículo de transporte o la capacitación del personal, es imprescindible realizar evaluaciones del comportamiento antes y después para saber si estas mejoran o empeoran su bienestar. Si la intervención lo amerita, se pueden también realizar evaluaciones de la salud de los animales (presencia o ausencia de enfermedades, lesiones, suciedad y otros) y utilizar indicadores fisiológicos como: temperatura, frecuencia cardiaca y respiratoria e indicadores sanguíneos. Muchas veces podremos evaluar su bienestar haciendo mediciones directas del tipo reproductivo, tales como: peso o condición, cantidad de huevos, lana, carne o leche producidos.

Las alteraciones del color, pH y capacidad de retención de agua de la carne reflejan que lo animales han sido sometidos a estrés antes del sacrificio, ya sea por manejos inadecuados durante su arreo, carga, transporte, descarga o reposo, o largos periodos sin accesos a agua y alimento; el hecho de que se presenten estas alteraciones implica que su bienestar se ha visto afectado adversamente.

Cada día más consumidores requieren y están dispuestos a pagar la “calidad ética” del producto; esta se refiere a que durante las etapas de producción y sacrificio de los animales se evite el sufrimiento innecesario de los mismos.

Información e imágenes

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo