Pecuario y Pesquero

Salvemos a las abejas

Si quieres hacer algo por la Tierra en su día, comienza por salvarlas

Una frase que se atribuye a Albert Einstein dice que si las abejas desaparecieran del planeta, al hombre le quedarían cuatro años de vida. La afirmación, sin embargo, ni la hizo Einstein ni tampoco es cierta, pero sirve para llamar la atención sobre algo que muchos ignoramos: sin las abejas en la Tierra, muchos de los alimentos de nuestra mesa desaparecerían.

El 22 de abril se celebra el Día de la Tierra, que busca crear conciencia sobre la protección del medio ambiente y la preservación de la biodiversidad, y para conmemorarlo en México, la iniciativa Save The Bees MX quiere que conozcas la importancia de las abejas en la vida diaria, el peligro que corren actualmente y lo que puedes hacer para ayudarlas.

¿Te imaginas un súper sin aguacates, sandías, fresas, almendras, pepinos o manzanas? Todos esos alimentos cotidianos y muchísimos otros se reducirían o podrían desaparecer si no protegemos a las abejas, principales polinizadores de la Tierra. Se estima que un tercio de la alimentación humana depende de la polinización por insectos, en la que destaca la abeja de la miel, o abeja melífera. Pero esta abeja ha sufrido una crisis durante los últimos años y se calcula que cerca del 30 por ciento de las colonias de abejas en todo el mundo están desapareciendo cada año por una problemática conocida como colapso de colonias, o Colony Collapse Disorder (CCD), en inglés.

México no es la excepción y entre 2015 y 2016 murieron más de cuatro mil millones de abejas en el país, lo que afectó la producción y exportación de miel, así como la polinización de plantas con flores. Esto influyó en que México descendiera del tercer al séptimo lugar como productor de miel en el mundo y al octavo lugar en exportación (alrededor del 70 por ciento de la producción se manda al extranjero), así que cualquier medida que busque proteger a las abejas y a los apicultores mexicanos será de gran ayuda.

Cómo salvar a las abejitas

Save The Bees MX lleva tiempo preocupándose por las abejas mexicanas y por el trabajo de los apicultores nacionales, quienes han sufrido pérdidas por el fenómeno del CCD. El proyecto lo inició miel A de Abeja, que trabaja con pequeños apicultores de varios estados y desea enaltecer su labor dando a conocer la variedad y calidad de la miel mexicana.

Junto a Therapīa y Estudio Navegante, el equipo de A de Abeja promueve el apadrinamiento de colmenas a través de Save The Bees MX de forma muy sencilla. Puedes adoptar un zángano por 150 pesos; una abeja obrera por 500 pesos (estas son las abejas que están abandonando las colmenas por el trastorno); o una abeja reina por mil pesos. Si quieres contribuir todavía más, puedes apadrinar una colmena completa por seis mil pesos. Todos los donadores reciben premios de agradecimiento, desde un certificado simbólico para nombrar a su abejita apadrinada, hasta catas de miel, visitas a un apiario y mieles de A de Abeja.

Aunque la campaña empezó en agosto de 2017, Save The Bees MX ya apadrinó la primera colmena, de ApiculturaMX, y el próximo mes de julio será el turno del señor Alfonso Lima, apicultor de Veracruz. En la primera etapa del proyecto, el apoyo estará destinado a la red de apicultores de A de Abeja, que se reparten en los estados Guanajuato, Chihuahua, Veracruz, Michoacán, Puebla, Morelos, Durango, Coahuila y el Estado de México.

“Además de salvar a las abejas y contribuir a la preservación del medio ambiente, el trabajo conjunto de Save The Bees MX y A de Abeja es beneficiar a todos los actores de la cadena de producción: las abejas, los apicultores y los consumidores finales, que tienen así la posibilidad de disfrutar una miel natural verdadera y hecha en México”, menciona Arlette Gómez, directora y fundadora de A de Abeja.

Si quieres apoyar la iniciativa, ayudar a las abejitas a sobrevivir y finalmente contribuir con la Tierra en su día, visita las páginas de A de Abeja y Save The Bees MX.

Información e imágenes: Save The Bees MX

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin