Política Agropecuaria

Índice de precios FAO aumenta por precios altos de los lácteos

Los precios mundiales de los alimentos subieron en febrero impulsados por aumentos en los precios de los productos lácteos

Los precios mundiales de los alimentos aumentaron en febrero, con un índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) con un promedio de 167.5 puntos, un 1.7 por ciento más que en enero, en parte impulsado por los fuertes aumentos en los precios de los productos lácteos.

El Índice, que es un indicador de los cambios mensuales en los precios internacionales de una canasta de productos alimenticios, se encuentra actualmente en su nivel más alto desde agosto de 2018, pero todavía casi un 2.3 por ciento por debajo de su valor en el mismo mes del año pasado.

El índice de precios de los cereales de la FAO promedió casi 169 puntos en febrero, un incremento marginal respecto de enero, principalmente en los precios más firmes del maíz.

El índice de precios de aceites vegetales de la FAO aumentó un 1.8 por ciento, a 133.5 puntos, marcando su nivel más alto desde octubre de 2018. El aumento en febrero se debió principalmente a las mayores cotizaciones de precios de los aceites de palma, soya y girasol.

El índice de precios de la carne de la FAO subió ligeramente, respaldado por los precios más altos de la carne de bovino y de cerdo.

El índice de precios de los productos lácteos de la FAO aumentó un 5.6 por ciento con respecto a enero, impulsado por una fuerte demanda de importación de leche en polvo descremada, leche en polvo entera y queso. Una caída estacional esperada en la producción de mantequilla también contribuyó a elevar los precios de la mantequilla.

El índice de precios del azúcar de la FAO aumentó un 1.2 por ciento con respecto a enero, en gran parte debido a las preocupaciones sobre las perspectivas de producción en algunos de los principales países productores.

En su nuevo Informe sobre la oferta y la demanda de cereales, también publicado hoy, la FAO redujo la estimación de la producción mundial de cereales para 2018 a dos mil 609 millones de toneladas, 2.8 millones de toneladas menos que en enero. La última revisión se basa casi totalmente en una estimación más baja de la producción de maíz de Estados Unidos y refuerza una disminución general anual de la producción mundial de cereales.

El pronóstico de la FAO para el comercio mundial de cereales en 2018/19 se ha reducido en dos millones de toneladas desde el mes pasado a poco más de 413 millones de toneladas. Entre los principales cereales, el pronóstico para el comercio mundial de trigo se ha recortado más, en alrededor de 800 mil toneladas, en gran medida a un ritmo más débil en las compras de varios países de Asia y América del Sur.

Mientras que la mayor parte de la cosecha de trigo de invierno en el hemisferio norte todavía está en fase de latencia, el primer pronóstico de la FAO de la producción mundial de trigo en 2019 se encuentra en 757 millones de toneladas. En este nivel, la producción de este año estaría 4.0 por ciento por encima del nivel alcanzado en 2018, pero aún por debajo del récord registrado en 2017.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin