Política Agropecuaria

Juventud africana logrará el desarrollo sostenible

El director general de la FAO subraya la necesidad de crear más empleos para los jóvenes y desarrollar la capacidad en las áreas rurales para utilizar las tecnologías digitales

Los jóvenes de África son clave para lograr el desarrollo sostenible del continente, pero aprovechar este gran potencial requiere crear más empleos para ellos, incluyendo unos sectores agrícolas cada vez más digitalizados, aseguró el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva.

“Tenemos que tomar medidas —dijo— para hacer que la agricultura sea más atractiva para la gente joven. Deben percibirla como un sector remunerativo y rentable, y en este sentido difundir las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en las áreas rurales juega un papel importante.”

La intervención de Graziano da Silva se produjo en la apertura de la conferencia internacional “El empleo juvenil en la agricultura como solución duradera para acabar con el hambre y la pobreza en África”, que tiene lugar en Kigali. Este evento de dos días —organizado conjuntamente por el gobierno de Ruanda, la Unión Africana y la FAO— se centra especialmente en el empleo juvenil, las TIC y las iniciativas empresariales.

Entre otros destacados oradores intervinieron la ministra ruandesa de Agricultura y Recursos Animales, Geraldine Mukeshimana; la comisaria de la Unión Africana para Economía Rural y Agricultura, Josefa Leonel Correia Sacko, y el director general de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (UNIDO), Li Yong.

Graziano da Silva señaló que se prevé que la demanda de alimentos en África crezca más del 50 por ciento en los próximos años, debido al continuo crecimiento demográfico, la rápida urbanización y los cambios en la alimentación a medida que aumentan los ingresos familiares. El Banco Mundial espera que los agronegocios africanos creen un mercado calculado en un billón de dólares para 2030.

Los sectores agrícolas tienen así “un potencial de inestimable valor y sin explotar para abordar el desafío del desempleo juvenil, pero es bien sabido que los jóvenes que buscan obtener un sustento digno de la agricultura se enfrentan a numerosas limitaciones”, advirtió.

El director general de la FAO recordó que los jóvenes suelen emplearse de forma ocasional o estacional, y cuentan con acceso limitado a una educación y capacitación técnica relevantes; así como a la financiación, información y mercados; además de tener escasa participación en los procesos de toma de decisiones.

“Estas limitaciones —dijo— se convierten en un obstáculo que impide también que los jóvenes comiencen un negocio agrícola propio. Como resultado, la juventud rural está migrando.”

Preparar a los jóvenes para entrar en el mercado laboral

“En los próximos años, las actividades y el empleo agrícolas requerirán cada vez más de habilidades digitales”, indicó Graziano da Silva, añadiendo que las cooperativas y otras formas de asociación suponen “la mejor manera de ofrecer a los agricultores familiares y profesionales jóvenes asistencia técnica, desarrollo de capacidades y acceso a tecnologías modernas”.

El responsable de la FAO recordó además que es necesario “pensar más allá de los empleos agrícolas” y explorar oportunidades de trabajo en toda la cadena agroalimentaria. La creciente demanda de productos de alto valor en áreas urbanas ofrece además múltiples posibilidades de empleo en el procesado, distribución, comercialización y venta al por menor de productos alimentarios.

Lograr esto requiere “un nuevo tipo de transformación rural”, lo que significa equipar las zonas rurales con servicios básicos como educación, salud, electricidad, acceso a internet, etc. “Estos servicios —explicó— son en sí mismos otra fuente importante de empleo, en especial para las mujeres y los jóvenes.”

Graziano da Silva señaló a los participantes de la conferencia que la FAO continuará reforzando sus actividades para ayudar a los países a aprovechar el potencial de los sistemas agrícolas y alimentarios para crear más oportunidades laborales para los jóvenes.

En particular, la FAO puede ayudar a los países a desarrollar y aplicar marcos jurídicos y normativos y servicios para la inclusión de los jóvenes, así como su formación en conocimientos financieros y desarrollo y gestión empresarial, y también en soluciones innovadoras de financiación digital.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin