Política Agropecuaria

Manzanas, pollo y cerdo, las armas de México en el TLCAN

EEUU propone limitar por temporadas las importaciones mexicanas de frutas y hortalizas, pero rumbo a la cuarta ronda para modernizar el tratado, México prepara el contraataque

El cuarto round para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se acerca, y México puede aplicar una táctica de contraataque ante Estados Unidos, usando la importación de carne de pollo, cerdo y manzanas a su favor.

En la tercera ronda, celebrada la semana pasada, Estados Unidos propuso limitar exportaciones de frutas y hortalizas mexicanas por estacionalidad, presionados por productores de fresa en Florida y de blueberries en Georgia. México mostró su inconformidad ante esta posibilidad.

“Creemos que la propuesta es nociva para ambas naciones. Se abre una puerta para descoser el avance en la integración del mercado agrícola de América del Norte”, dijo la semana pasada Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, al término de la tercera ronda celebrada en Ottawa, Canadá.

La limitación temporal a las importaciones libres de impuestos, es una condición “proteccionista” que va en contra de los estatutos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), y a la que México, Estados Unidos y Canadá pertenecen, consideró Juan Carlos Anaya, director de Grupo Consultor en Mercados Agrícolas (GCMA).

Para que esta consideración no quede en el nuevo TLCAN, México tiene armas de contraataque.

La primera es buscar el apoyo de Canadá, nación que tampoco está de acuerdo con esta propuesta. La segunda es plantear la aplicación de aranceles a los envíos agrícolas de Estados Unidos a México.

En tanto, el principal proveedor de manzanas de México es Estados Unidos, antes que Chile y Canadá. En 2016, se importaron 208 mil 44 toneladas de este producto, por un valor de 229 millones de dólares, precisan cifras de la Secretaría de Economía.

La limitación temporal, no se refiere a cerrar las fronteras a los productos, sino a implementar aranceles de manera temporal, sobre todo en primavera-verano cuando es tiempo de cosecha en Estados Unidos, explicó por su parte Manuel Díaz, presidente de Grupo Ei Comercio Exterior.

Bajo este escenario, los impuestos que puede aplicar México, son los de la nación más favorecida de la OMC, los cuales regularmente son más altos que los del país del norte, comentó el director de GCMA.

Por ejemplo, para productos agrícolas, México puede aplicar aranceles de hasta 35 por ciento y Estados Unidos de 3 por ciento, detallan datos de la OMC.

De aprobarse esta propuesta, los consumidores finales serían los más afectados, pues pagarían un mayor precio por frutas y hortalizas, salvo que los productores bajaran sus precios, consideró Díaz.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin