Política Agropecuaria

Nueva década de la ONU para la restauración de ecosistemas

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró entre 2021 y 2030 el Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas

El Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas, declarado hoy por la Asamblea General de las Naciones Unidas, pretende ampliar masivamente la restauración de los ecosistemas degradados y destruidos como una medida probada para combatir la crisis climática y mejorar la seguridad alimentaria y el suministro de agua.

La degradación de los ecosistemas terrestres y marinos socava el bienestar de tres mil 200 millones de personas y cuesta alrededor del 10 por ciento del producto bruto mundial anual en pérdida de especies y servicios de los ecosistemas. Los ecosistemas clave que brindan numerosos servicios esenciales para la alimentación y la agricultura, incluido el suministro de agua dulce, la protección contra los peligros y la provisión de hábitats para especies como peces y polinizadores, están disminuyendo rápidamente.

“Nos complace que nuestra visión de una década dedicada se haya convertido en realidad”, dijo Lina Pohl, ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador, líder regional en restauración. “Necesitamos promover un programa de restauración agresivo que genere resiliencia, reduzca la vulnerabilidad y aumente la capacidad de los sistemas para adaptarse a las amenazas diarias y los eventos extremos.”

La restauración de 350 millones de hectáreas de tierra degradada desde ahora hasta 2030 podría generar nueve mil millones de dólares en servicios ecosistémicos y eliminar entre 13 y 26 gigatones de gases de efecto invernadero de la atmósfera.

“El Decenio de las Naciones Unidas sobre Restauración de Ecosistemas ayudará a los países a competir contra los impactos del cambio climático y la pérdida de biodiversidad”, dijo José Graziano da Silva, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). “Los ecosistemas se están degradando a un ritmo sin precedentes. Nuestros sistemas alimentarios globales y los medios de vida de muchos millones de personas dependen de que todos trabajemos juntos para restaurar ecosistemas saludables y sostenibles para el presente y el futuro.”

“El Medio Ambiente de las Naciones Unidas y la FAO tienen el honor de liderar la implementación de la Década con nuestros socios”, dijo Joyce Msuya, directora ejecutiva interina del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. “La degradación de nuestros ecosistemas ha tenido un impacto devastador tanto en las personas como en el medio ambiente. Estamos entusiasmados de que el impulso para restaurar nuestro entorno natural haya ido ganando ritmo porque la naturaleza es nuestra mejor opción para enfrentar el cambio climático y asegurar el futuro.”

El Decenio, un llamado global a la acción, reunirá apoyo político, investigación científica y fuerza financiera para ampliar masivamente la restauración de iniciativas piloto exitosas a áreas de millones de hectáreas. La investigación muestra que más de dos mil millones de hectáreas de los paisajes deforestados y degradados del mundo ofrecen posibilidades de restauración.

El Decenio acelerará los objetivos globales de restauración existentes, por ejemplo, el Desafío de Bonn, que apunta a restaurar 350 millones de hectáreas de ecosistemas degradados para 2030, un área casi del tamaño de la India. Actualmente, 57 países, gobiernos subnacionales y organizaciones privadas se han comprometido a restaurar más de 170 millones de hectáreas. Este esfuerzo se basa en esfuerzos regionales, como la Iniciativa 20×20 en América Latina que apunta a restaurar 20 millones de hectáreas de tierra degradada para 2020, y la Iniciativa de Restauración de Paisaje Forestal Africano AFR100 que apunta a restaurar 100 millones de hectáreas de tierra degradada para 2030.

La restauración de los ecosistemas se define como un proceso que revierte la degradación de los ecosistemas, como los paisajes, lagos y océanos para recuperar su funcionalidad ecológica; en otras palabras, mejorar la productividad y la capacidad de los ecosistemas para satisfacer las necesidades de la sociedad. Esto se puede hacer permitiendo la regeneración natural de los ecosistemas sobreexplotados, por ejemplo, o plantando árboles y otras plantas.

La restauración de los ecosistemas es fundamental para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, principalmente aquellos relacionados con el cambio climático, la erradicación de la pobreza, la seguridad alimentaria, la conservación del agua y la biodiversidad. También es un pilar de las convenciones ambientales internacionales, como la Convención de Ramsar sobre los humedales y las Convenciones de Río sobre la biodiversidad, la desertificación y el cambio climático.

Actualmente, alrededor del 20 por ciento de la superficie vegetada del planeta muestra tendencias decrecientes en la productividad con pérdidas de fertilidad relacionadas con la erosión, el agotamiento y la contaminación en todas partes del mundo. Para 2050, la degradación y el cambio climático podrían reducir los rendimientos de los cultivos en un 10 por ciento a escala mundial y hasta en un 50 por ciento en ciertas regiones.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin