Política Agropecuaria

El papel de la FAO en el cumplimiento del derecho a la alimentación



Derecho a alimentación adecuada contribuye al cambio transformacional

A pesar de los considerables avances logrados en la reducción del hambre y la desnutrición en los últimos 25 años, la malnutrición en todas sus formas afecta actualmente a una de cada tres personas en todo el mundo y 793 millones de personas padecen hambre cada día.

La realización del derecho a una alimentación adecuada no es meramente una promesa que debe cumplirse a través de la caridad. Es un derecho humano de cada mujer, hombre y niño que debe hacerse efectivo por medio de acciones apropiadas por parte de gobiernos y actores no estatales. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible prioriza la acción ampliada y transformadora para erradicar la pobreza y poner fin al hambre y todas las formas de malnutrición, reconociendo que la erradicación permanente del hambre y la realización del derecho a una alimentación adecuada para todos son metas alcanzables.

Pero seguir actuando como de costumbre no será suficiente para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Por ejemplo, a pesar de los recientes avances, en la trayectoria actual en un escenario de seguir como hasta ahora, el ODS 2 no se alcanzará y una gran parte de la población mundial continuará subalimentada en 2030, e incluso en 2050.

El derecho a una alimentación adecuada puede contribuir al cambio transformacional, creando sinergias dentro del entorno normativo existente, en cada contexto, para aumentar la coherencia entre los sectores pertinentes. Por ejemplo, ajustando el enfoque de los marcos normativos, jurídicos y programáticos nacionales sobre la erradicación del hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición (ODS 2) y contribuyendo también a la eliminación de la pobreza extrema y la reducción de la pobreza en general (ODS 1), y a poner fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y las niñas (ODS 5).

Información e imágenes

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo