Política Agropecuaria

Productores de mezcal piden participar en TLCAN

Productores manifiestan preocupación por incertidumbre de su producto

Ante la incertidumbre en la continuidad y contenidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los productores de mezcal reclaman participar en las negociaciones: de los 3.8 millones de litros que se producen en todo el territorio nacional —con una participación creciente y cada vez más activa de Durango—, más de dos millones se exportan, y si se llegara a aplicar un arancel alto esta actividad exportadora se desplomaría, advirtió el representante del Sistema Producto Agave Mezcal y Sotol, Alfredo Conde de la Cruz.

Los pequeños y medianos productores, donde participan también mujeres en pequeñas cooperativas para la producción de mezcal, se encuentran preocupados y nerviosos “por no saber qué va a pasar con este sector”, expuso el entrevistado.

“Estamos nada más a la expectativa, sin tener información o sin ofrecer la que tenemos a la Secretaría de Economía para que haga una buena negociación. Las autoridades nada más invitan a los representantes del Consejo Regulador de la Calidad del Mezcal y si les pedimos información sobre el tema nos la cobran”, agregó.

Dijo que la preocupación más importante es saber cómo van las negociaciones, porque si llegara a aplicarse un arancel alto a las exportaciones de mezcal ellos quedarían prácticamente fuera del mercado, porque tendrían que subir el producto y competir en desventaja contra otros países, que ofertarían la bebida más barata.

Cabe mencionar que se tienen registradas más de seis millones de hectáreas que reúnen las condiciones físicas y climatológicas para este cultivo en los estados de Oaxaca, Puebla, Guerrero, Michoacán, Guanajuato, Zacatecas, San Luis Potosí, Tamaulipas y Durango.

La rentabilidad del cultivo de agave es muy favorable en los estados señalados, en virtud de que no corresponden a suelos de alta calidad ni son de riego ni humedad. Son de clima semidesértico, donde los cultivos de ciclo anual ofrecen bajos rendimientos.

En estados como Zacatecas y San Luis Potosí, una gran cantidad de tierras se destinan al cultivo de maíz y frijol, con muy baja productividad. Los rendimientos si acaso alcanzan 200 kilogramos por hectárea, sin posibilidad de recuperar el valor del trabajo y la inversión campesina.

“Si sembramos agaves para producir mezcal, es posible aprovechar la tierra, evitar la erosión y, al cabo de algunos años, tener el beneficio del aprovechamiento de esta noble especie que soporta altas y bajas temperaturas, periodos largos de sequía y que puede ser útil para pastoreo sin perjuicio de la planta, que no es apetecida por el ganado”, afirmó.

El potencial de ingreso para los productores, de acuerdo con estudios de instituciones académicas, indica que el kilogramo de la piña de agave se cotiza actualmente en cuatro pesos, y cada piña pesa 40 kilogramos. Si contamos con tres mil 500 plantas por hectárea, llegamos a la conclusión de que es mucho más rentable el agave, comparado con el maíz y el frijol.

Finalmente, comentó que dada la importancia de este sector se está en formación la Unión Nacional de Productores de Maguey – Mezcal y Sotol, como rama de producción dentro de la estructura de la Confederación Nacional Campesina (CNC).

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin