Política Agropecuaria

Qu Dongyu comienza como jefe de la FAO

El nuevo director general de la FAO promete aprovechar los puntos fuertes de la agencia

Qu Dongyu marcó su primer día en el cargo como director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) al describir algunas de sus prioridades, incluida la intensificación de los esfuerzos mundiales para lograr el Hambre Cero y encabezar iniciativas que se centren en la agricultura más sostenible.

Qu comenzó saludando al personal de la sede de la agencia en Roma y visitándolos en sus oficinas individuales.

“Trabajemos juntos, aprendamos juntos y contribuyamos juntos para el beneficio de nuestros países miembros (de la FAO)”, dijo al personal del organismo internacional.

Qu, ex viceministro de Agricultura y Asuntos Rurales de China, ganó en junio elecciones para dirigir la agencia con sede en Roma. El director general de la FAO enfatizó el papel crucial que este organismo, que tiene 194 Estados miembros, puede jugar para abordar los desafíos globales clave. Estos incluyen: tasas crecientes de hambre y desnutrición; riesgos relacionados con el cambio climático para la agricultura; agotamiento continuo de los recursos naturales y contaminación ambiental; y la creciente propagación de plagas y enfermedades transfronterizas de animales y plantas.

En particular, Qu pidió acciones urgentes para lograr el Hambre Cero y erradicar la pobreza, mientras se impulsa el desarrollo sostenible agrícola y rural a través de la innovación, incluida la digital. Pidió asimismo un enfoque especial en el fortalecimiento de la agricultura en las zonas tropicales y de tierras secas, que albergan a algunas de las poblaciones más vulnerables del mundo.

El nuevo director general también señaló la importancia de que la FAO amplíe nuevas alianzas y mecanismos de cooperación, incluso con otras agencias de las Naciones Unidas, gobiernos, empresas, academias e institutos de investigación.

En este contexto, Qu subrayó la necesidad de que la FAO aliente a los países desarrollados a unir sus puntos fuertes en términos de fondos, tecnología y gestión con los de los países en desarrollo, como la tierra y los recursos de la fuerza laboral.

Tras señalar que la cooperación para el desarrollo “mano a mano” entre los países del sur global debería ampliarse, Qu dijo que los portales de Cooperación Sur-Sur (CSS) de la FAO podrían facilitar y promover aún más el intercambio de conceptos de desarrollo agrícola, medidas políticas, tecnologías prácticas y las innovaciones de los agricultores.

También subrayó la contribución de la FAO al SSC al reunir a diferentes socios, incluidos el sector público, las instituciones financieras y las organizaciones no gubernamentales para forjar un consenso para una cooperación más amplia.

Qu se refirió al trabajo y la experiencia de la FAO en la creación y el intercambio de información crítica sobre alimentos, agricultura y recursos naturales en forma de bienes públicos mundiales, y aseguró que este organismo internacional intensifica sus esfuerzos para recopilar y difundir dicho conocimiento en todo el orbe.

Además, el director general dijo que la FAO debería fomentar su fuerza en el trabajo normativo mundial y reforzar su posición como centro de respuesta mundial a las crisis alimentarias y agrícolas en colaboración con otras organizaciones internacionales, al tiempo que asume un papel más completo en el desarrollo de capacidades de sus países miembros.

Para lograr estos objetivos, Qu se comprometió a forjar a la FAO en una organización internacional con una gobernanza interna de clase mundial. Esto significará prestar especial atención a los jóvenes que trabajan en la agencia de la ONU, pero al mismo tiempo reconocer el valor y la experiencia del personal superior.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin