Política Agropecuaria

Renovando solidaridad contra el hambre y la pobreza en África

Los jefes de Estado, los ministros y otros actores del desarrollo se centran en el papel del Fondo Fiduciario de Solidaridad con África

El Fondo Fiduciario de Solidaridad con África (ASTF, por sus siglas en inglés), una poderosa demostración de solidaridad entre los países africanos para mejorar la agricultura y la seguridad alimentaria, debe forjar asociaciones más amplias y explorar mecanismos financieros innovadores para enfrentar los desafíos que enfrenta el continente.

Este fue el mensaje de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en la inauguración de una mesa redonda de contribuyentes de ASTF en Malabo que reunió a jefes de Estado y gobierno, ministros y otros representantes de la comunidad de desarrollo para recapitalizar el Fondo y lanzar una segunda fase más ambiciosa.

La FAO estableció el ASTF, un modelo único de financiamiento mancomunado flexible iniciado y dirigido por África, para África, para apoyar las iniciativas y programas de desarrollo de África. Desde su lanzamiento en 2013, ASTF ha beneficiado a cientos de miles de agricultores familiares, mujeres y jóvenes en 41 países africanos al apoyar una amplia variedad de proyectos que ayudaron a impulsar las oportunidades de empleo rural, aumentar la producción agrícola, generar nuevas fuentes de ingresos y desarrollar resiliencia.

La Mesa Redonda de Contribuyentes de ASTF tiene como objetivo incrementar las acciones para acelerar el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, compartir e intercambiar conocimientos dentro de África y establecer modalidades financieras innovadoras. Además, la segunda fase ampliará las asociaciones para profundizar la apropiación continental por medio de la contribución de los gobiernos nacionales y el sector privado con sede en África, al tiempo que ofrece la oportunidad para que los países no africanos apoyen las iniciativas de África a África.

Al reconocer el papel principal de Guinea Ecuatorial, que proporcionó al ASTF una financiación inicial de 30 millones de dólares, la directora general adjunta de la FAO, María Helena Semedo, otorgó al presidente del país, Teodoro Obiang Nguema Mbasago, una placa conmemorativa.

En los últimos cinco años, los proyectos financiados por ASTF, que también se han beneficiado de una contribución de diez millones de dólares de Angola, han demostrado el papel vital de las respuestas lideradas por África para abordar las prioridades urgentes y desarrollar la capacidad de los más vulnerables en todo el continente. Dichas iniciativas también han fortalecido la capacidad y fomentado la colaboración intraafricana en la alimentación y la agricultura.

Mediante proyectos financiados por ASTF, los acuicultores en Guinea Bissau fueron introducidos a jaulas flotantes para el cultivo de peces y el cultivo de yuca para impulsar el empleo juvenil y aumentar la productividad. Un agricultor del distrito Mingara de Gabón aprendió nuevas técnicas como la rotación de cultivos, el espaciado y el alineamiento de las plantas, el control de enfermedades y plagas y recibió equipo agrícola, lo que ha llevado a una ganancia financiera triplicada. En las zonas rurales de Ruanda, los jóvenes fueron capacitados para convertirse en empresarios rurales y están creando prósperas empresas avícolas.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin