Recetas

Cuatro remedios de ajo para endurecer las uñas

Para acabar con la debilidad de las uñas quebradizas y fortalecerlas podemos aprovechar las propiedades del ajo también de forma tópica

El ajo es beneficioso en muchos sentidos. Para las comidas es una especia que hace de cualquier plato una delicia, para la salud es un remedio maravilloso.

Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, diuréticas e incluso estudios científicos afirman que sirve para prevenir algunos tipos de cáncer. También es un gran aliado en materia de belleza.

Las uñas están expuestas al contacto de muchas sustancias que las debilitan, por lo que el ajo es una opción natural excelente para endurecerlas. Aunque su olor es muy penetrante, valdrá la pena aplicar un poco de ajo en las uñas para mantenerlas sanas y fuertes.

1. Agua de ajo para remojar las uñas

¿Qué necesitas?

Agua (la necesaria)
Dos dientes de ajo
Recipiente

¿Qué debes hacer?

Cuando realices tu sesión de manicura en casa empieza por nutrir tus uñas con un poco de ajo.

Una vez que retires el esmalte, en caso de que lo tengas, pela y corta dos dientes de ajo y agrégalos a un recipiente con agua.

Déjalos reposar por 15 o 20 minutos. Saca el ajo del agua y sumerge tus manos en ella durante 15 minutos más.

No eches al agua los dientes de ajo enteros: debes cortarlos para que segreguen el líquido que contiene sus propiedades. La idea de sacar el ajo del agua es que su olor no penetre tanto en tus manos.

De igual forma puedes lavarlas y continuar con tu manicura normalmente, ya que los 15 minutos habrán sido suficientes para que el ajo haya hecho su trabajo.

2. Ajo en el esmalte de uñas

¿Qué necesitas?

Un diente de ajo
Mortero para machacar ajo
Brillo de uñas incoloro

¿Qué debes hacer?

Pela un diente de ajo y machácalo con el mortero. Toma el frasco de brillo y agrégale el ajo machacado.

Aplícalo directamente sobre tus uñas y déjalo durante los días que se mantenga tu manicura. No te preocupes, el ajo no mancha las uñas ni irrita la piel.

Lo ideal es que utilices tu brillo base para que el ajo tenga contacto directo con tus uñas. Esta es una opción muy cómoda que solo deberás repetir una vez que el esmalte se acabe.

3. Aceite de oliva y ajo

¿Qué necesitas?

Aceite de oliva
Un diente de ajo
Mortero
Quitaesmalte o acetona
Recipiente de esmalte vacío

¿Qué debes hacer?

Toma el recipiente de esmalte vacío y elimina por completo los residuos de pintura con la acetona.

Pela el ajo y machácalo con el mortero. En el recipiente limpio, incorpora el ajo machacado y agrega aceite de oliva hasta el tope.

Aplícalo directamente sobre las uñas, déjalo actuar por 15 minutos y retíralo.

Con este remedio tienes dos ingredientes, cada uno con un beneficio específico: Ajo para endurecer las uñas y aceite de oliva para hidratarlas. Si lo prefieres, sustituye este aceite por uno de almendras que tiene un olor más fuerte y contrarrestará el del ajo.

4. Aceite de oliva, ajo y limón

¿Qué necesitas?

Dos dientes de ajo
Aceite de oliva
El jugo de un limón
Recipiente

¿Qué debes hacer?

Pela los dientes de ajo y machácalos muy bien hasta formar una pasta.

En un recipiente exprime el jugo de limón, agrégale el ajo machacado y un chorrito de aceite de oliva.

Sumerge las manos en la mezcla durante diez minutos y retíralas. Lávalas bien y finalmente aplica una crema hidratante para tus cutículas.

Este remedio ayudará a que tus uñas crezcan más rápido. Se recomienda repetir el procedimiento diariamente o varias veces por semana para observar mejores resultados. No será necesario que hagas la mezcla cada vez que vayas a usarla: puedes guardarla en la nevera para que se conserve.

Así de simple y económico será tener un endurecedor natural para las uñas. Olvídate de comprar esos productos costosos que a veces pueden ser agresivos con tu piel.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Palabras clave

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin