Recetas

Tlacoyo: antojito que se vendía en Tlatelolco en tiempos prehispánicos

Los tlacoyos son uno de los platillos prehispánicos que se han preservado hasta nuestros días

Si de algo se sienten orgullosos la mayoría de los mexicanos es de su comida. La gastronomía mexicana ha sido reconocida internacionalmente y en 2016 fue declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

El tlacoyo es un alimento tradicional del centro del país y su consumo data desde mucho antes de la llegada de los españoles al continente americano.

Cuando los antiguos pobladores de lo que hoy se conoce como México emprendían largos viajes, llenaban su “itacate” con tlacoyos y su guaje con agua o pulque.

Según algunos registros, los españoles probaron los tlacoyos por primera vez en el tianguis de Tlatelolco y les gustaron tanto, que los incluyeron en su dieta, no sin antes agregarle productos derivados de la res y lácteos.

La composición básica de un tlacoyo es un pequeña empanada de maíz azul nixtamalizado rellena de frijoles, habas, alverjón, chicharrón o requesón. Se sirven cubiertas, a manera de complemento, una mezcla de ingredientes como crema, queso, salsa, nopales, cebolla y cilantro.

Los tlacoyos son una pieza fundamental de la gastronomía mexicana, ya que muchos antojitos nacionales tienen su origen en el tlacoyo. Los sopes, huaraches y gorditas fueron creados a forma y semejanza de este manjar de masa azul.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin